Trigo en ambientes cálidos

“Qué podemos esperar del trigo en ambientes cálidos como los del norte argentino y Paraguay?” Fue el tema presentado en uno de los talleres realizado el 24 de agosto en el marco del “XXVIII Congreso Aapresid Siempre vivo Siempre Verde” organizado del 18 al 28 de agosto en forma virtual, donde participó como panelista el representante paraguayo Ing. Agrop. Pedro Chávez Sanabria (Invest. Programa Trigo IPTA) junto a sus pares Pablo Abbate (INTA Balcarce), Daniel Gamboa (Estación Exp. Agro Industrial “Obispo Colombres”), Celsa Balbi (Consejera INTA Regional Corrientes), Alejandra Weiss (INTA) y Ana Brach (EEA INTA Reconquista).

En la ocasión el abordaje se centró en el análisis climático de Paraguay y norte de Argentina, en función de cómo este afecta al rendimiento de trigo, un trabajo de investigación conjunto realizado por Pablo Abbate y Pedro Chávez, respectivamente.

El ingeniero Pablo Abbate presentó datos reales de rendimiento por departamento, obtenidos en ensayos comparativos, donde se evidenció que el trigo paraguayo tiene mayor rendimiento que el argentino por el manejo sanitario.

Cabe destacar que el taller se enfocó en la producción de trigo en ambientes cálidos en latitudes menores a 30⁰ que comprenden gran parte del norte de Argentina, más de 1 millón de hectáreas (18% de superficie sembrada) y todo Paraguay donde la siembra abarca unas 400. 000 hectáreas (100%).

El disertante explicó sobre algunas características del clima en las regiones mencionadas, además de las variedades disponibles y la calidad del cereal obtenido en ambientes cálidos.

“Es esperable que el rendimiento en localidades cálidas sea más bajo que en localidades frescas, pero los requerimientos de nutrientes son menores”, afirmó.

Respecto al rendimiento del trigo en Paraguay señaló que es mayor comparado al norte de Argentina y según se estima por el manejo sanitario del cultivo. “El rendimiento promedio de Paraguay supera a todos los Departamentos, excepto uno. Probablemente el manejo sanitario a través de fungicidas y cultivares, y el precio neto del grano, incluido el flete, explique en gran parte la diferencia con el norte de Argentina”, expresó.

El Ing. Abbate concluyó además que el rendimiento en localidades cálidas no es una cuestión menor, ya que corresponde al 100% de la superficie de trigo en Paraguay y al 18% de Argentina.

Las localidades cálidas presentan un rendimiento potencial más limitado que las localidades trigueras del sur debido a la mayor temperatura.

 “Respetar la fecha de floración óptima, la más temprana que permitan las heladas, controlar el nivel de nutrientes del suelo y fertilizar según el rendimiento y el nivel de proteína esperados. En el norte de Argentina; revisar el manejo sanitario a través de cultivares y fungicidas”, sugirió Abbate en relación al trigo en localidades cálidas.

Además manifestó que si el rendimiento y el precio esperado del trigo no permiten su intensificación por medio de cultivares nuevos, fungicidas y fertilizantes, entonces se podría integrarlo a una rotación más intensificada mediante intersiembra con soja, vicia o gramíneas, también se podrá optar por trigo para forraje o grano y usar como cultivo de cobertura con cosecha eventual.