Tecnologías en la industria láctea

Según los datos de la Cámara Paraguaya de Industriales Lácteos, en Paraguay se producen 912 millones de litros de leche por año, de las cuales el 80% llega a las fábricas de CAPAINLAC y un 13%  en industrias menores, con 120 millones de litros por año.

Otros datos señalan que la venta de leche cruda asciende a 62 millones de litros/años (7%), mientras que la producción diaria total es de 2.500.000 litros. Se exportan 90.000.000 litros (10%) y se importan 55.000.000 litros de leche.

Son 8 mil los productores de leche en el país, 195 mil vacas en ordeño, con una producción promedio de leche por tambo de 312 Lt./día, que va en aumento, el promedio por vaca por día es de 13 litros. En cuanto a las industrias nucleadas en CAPAINLAC son 8 y las fábricas de lácteos menores son 25, la capacidad total de procesamiento es de 3.500.000 Lt/día, en la capacidad instalada, según lo informado por Erno Becker, Pdte. de CAPAINLAC, en ocasión del II Congreso de Agronegocios organizado por la Universidad San Carlos, donde disertó sobre el tema Tecnologías en la industria láctea.

Bécker habló de la cadena de valor lácteo, la mesa de competitividad láctea, los beneficios de fomento de la cadena láctea y la realidad del sector lechero en la actualidad.

“Para ser competitivos necesitamos trabajar en equipo en forma agremiada. En el caso de lácteos debemos pensar en la vaca hasta la mesa del consumidor y en todos los eslabones de la cadena para lograr una valoración de la cadena productiva”, precisó.

En tal sentido recordó la Ley 5264 de Fomento de la Cadena Láctea para el fomento de la cadena, el fortalecimiento de la producción Nacional y la Promoción del Consumo de productos lácteos, como también la creación de C.I.C.L.A., por Decreto Nº 3151 del 17/03/2015, siendo esta última un modelo de asociación público privada, una Comisión interinstitucional de Competitividad Láctea en Paraguay.

Destacó que la misión de CAPAINLAC es tener un Programa de Producción de Leche Nacional, apuntando a calidad con estándares internacionales. “Tenemos que pensar en incluir a pequeños y grandes productores, calidad nacional, apuntar a calidad con estándares internacionales. Aquí hablamos de un laboratorio centralizado que se ha logrado gracias al proyecto de la cadena de valor, que está instalado en Fecoprod, donde todas las empresas pueden hacer sus análisis de calidad de leche, para tener pago por calidad, también cuidar aspectos de vigilancia sanitaria, control de procesos industriales, organización de cuencas lecheras, mercados, fomento al consumo”, explicó.

El Plan Nacional de Desarrollo Sostenible de la Cadena Láctea, cuenta con 4 ejes temáticos, que se refiere en primer lugar a la organización y gestión del sector primario, como la conformación de comités, cuencas lecheras, asociaciones, asociación pública privada, asistencia técnica, orientación hacia la genética animal, centro de acopios de leche, pagos por calidad, programas de asistencia financiera.

“Paraguay es un país que tiene incluido a productores, miles de ellos que producen entre 50, 100 a 150 litros. La media nacional está en apenas 276 litros por tambo, lo que simboliza que los pequeños productores están integrados. No obstante, aprendimos a trabajar bajo el modelo cooperativo, con asesoramiento con el Incoop. Las cooperativas permanecen y son beneficiadas con ayudas internacionales, gubernamentales, etc, no así los comités. El 86% de la producción nacional de leche está cooperativizada”, indicó.

En materia de precios subrayó que está muy por encima comparado a nivel internacional. “Exportamos la leche que sobra. El precio nacional está entre un 20 a 30% por encima del mercado internacional, los últimos 15 años. Tenemos que aprender a ser más competitivos, a tener mejor rentabilidades para tener un mejor beneficio de precios en el mercado de exportación”, agregó.

El segundo eje es la organización del sector industrial, que ha sido asistido por el CICLA, involucra a comercialización y mercado, compras de cercanía, eficiencia de la distribución e investigación de mercado.

El tercer eje del Plan Nacional de Desarrollo Sostenible de la Cadena Láctea es la agricultura familiar y seguridad. “En el ámbito de la lechería, se está llegando hoy día a los 2.500.000 litros de leche por día en el país. En la cadena de valor lácteo, en la agricultura familiar,  hay modelos productivos, en el Chaco es a base de pasturas, en el sur a base de pasturas y en mayor porcentaje en base a alimentos ensilados, granos húmedos, hablamos de alta tecnología, la genética como un modelo productivo. En cuanto a la alimentación, el lechero primero debe ser un buen agricultor y luego un tambero”, aseguró Erno Bécker.

Manifestó que el cuarto eje es la información sectorial, donde se trabaja en base a estadísticas, técnicas de producción, manejo animal, control sanitario de animales que está a cargo de Senacsa, que hacen que el gremio identifique fortalezas y debilidades, las oportunidades del sector. “Hemos crecido cerca del 40% en el consumo nacional. Las industrias han innovado, juntamente con Fecoprod, Senacsa, conseguimos implementar normas de calidad más allá del control sanitario que nos permiten exportar”, puntualizó.