SIEMBRA DE CROTALARIA

La crotalaria es una óptima herramienta para el control de nemátodos. Según la nematóloga Rosângela Silva (Fundación de Apoyo a la Investigación Agropecuaria de Mato Grosso), “la siembra de la crotalaria reduce hasta 80% la incidencia de nemátodos si la leguminosa estuviera bien formada”.

“Además de eso, aún disponibiliza nitrógeno en el suelo, auxiliando en la nutrición del cultivo posterior”, agregó.Son 3 los tipos de esta leguminosa (breviflora, spectabilisy ochroleuca) y todos tienen un crecimiento rápido.Estudios sobre su uso en el manejo de los nematodos sonrealizados desde hace años, y según la investigadora estácomprobada su eficacia en el control de las poblaciones.

Tres tipos, varias opciones

Antes que nada, el productor debe conocer su área, según Rosângela. “Es fundamental saber cuál nemátodo está presente en su propiedad, porque dependiendo de su tipo será la crotalaria utilizada”, precisó. Actualmente, los nemátodos del gajo y del quiste son los que causan los mayores perjuicios a la soja.

Luego de realizado el diagnóstico, el productor puede optar por cultivar la leguminosa de acuerdo con el nemátodo. “Para el manejo de Pratylenchus brachyurus, se indica el uso de cualquier crotalaria y no plantar maíz, pues aumenta la población de ese nemátodo. Para el del gajo (Meloidogyne javanica), orientamos a plantar maíz dotado de resistencia y algodón, con opción de rotación con las crotalarias C. breviflora y C. spectabilis. Para la especie Meloidogyne incógnita, sugerimos cualquiera de ellas y no plantar maíz. Y finalmente, para los nemátodos del quiste, el productor debe usar cualquiera de los 3 tipos de leguminosas como forma de manejo, o cultivar una variedad con resistencia a él”, explica la nematóloga.

Otra opción es el consorcio de la crotalaria con el maíz. Es más rentable para el productor, que -además de estar haciendo el control de los nematodos- aún puede lucrar con la venta del grano. Un detalle importante es el tiempo que se debe plantar la leguminosa. En opinión de la especialista, si la población de nemátodos fuera alta, es preciso dejar más tiempo en el campo a la crotalaria. “Después de una zafra con la leguminosa, ya se puede percibir la reducción de los nemátodos en el área”, concluyó.