Perspectiva Económica Paraguay 2021

EL AGRO IMPIDIÓ UNA CAÍDA MÁS DURA DE LA ECONOMÍA PARAGUAYA

Los dos últimos años no fueron buenos para la economía paraguaya. Sin embargo, este año resolviendo los problemas sanitarios que se tienen, paulatinamente se tendrá una recuperación económica más extendida para todos los sectores.

Dentro de la Feria AgroShow Copronar, se realizó una charla sobre la Perspectivas Económicas Global y del país, donde se observó  el comportamiento económico en medio de la pandemia del coronavirus.

La perspectiva nacional económica es muy buena, tomando en cuenta los aspectos que se deben concretar en los próximos meses. La charla estuvo a cargo de Santiago Peña y Carlos Fernández Valdovinos, ambos especialistas en el área de la economía.

El Gobierno debería cambiar sus políticas a las nuevas condiciones que se están desarrollando, no podemos tener las mismas políticas que teníamos anteriormente. Evidentemente no pueden ser iguales en el 2021 así como en el 2020 que fue muy malo.

“Crecimiento Global, una recuperación e V. China uno de los primeros países en caer en recesión y el primero en salir adelante, es la economía que creció en el 2020, por debajo de su tendencia, pero ha tenido crecimiento económico al final. Eso es importante porque tiene su efecto indirecto  sobre la dinámica de la economía regional y paraguaya en particular”; refirió Carlos Fernández.

La economía global de a poco se va recuperando, la mejor política macroeconómica es la política de la vacunación, eso va determinar cuán rápido y fuerte nos recuperemos, no solamente en el país, sino también en el mundo. Hay ejemplos que las cosas están funcionando muy bien, la mayoría de los países de Latinoamérica están muy lentos en el proceso de vacunación. Paraguay ni siquiera ha empezado y hay algunos que ya se está notando un mejoramiento en términos sanitarios, como el caso de Reino Unido y Estados Unidos, la locomotora del mundo.

“El caso del debilitamiento del dólar en el mercado internacional se debe a cuestiones externas e internas de cada país. Hubo factores domésticos como la desconfianza que contrabalancearon ese efecto y tuvimos finalmente un tipo de cambio que se despreció casi un 8% en el año 2020, en otros países mucho más que este porcentaje”; explicó Fernández.

En el futuro se espera en el mercado financiero tasas de interés bajas, un dólar barato por lo menos a mediano plazo. Con el debilitamiento del dólar, tenemos rubros con precios que no teníamos desde hace mucho tiempo tanto en la soja como en el maíz y el petróleo. Son buenos años que vienen, va durar mientras el dólar esté barato a nivel mundial, agregó.

América y el Caribe se pegaron un golpazo con lo que ha ocurrido, de hecho el Fondo Monetario Internacional  espera que se llegue solo a niveles de producción del pre pandemia allá por el año 2022/2023. Se estima que podría ser una década de pérdida para la región como un todo. Entonces no ha sido bueno tener estos dos choques consecutivos, primero la caída de los precios de las materias primas y después la pandemia para la región.

“Estamos teniendo un proceso de recuperación por eso se va tardar un poco, unos 18 meses, para llegar a converger al nivel de producción pre pandemia. Paraguay va ser el único país que menos se contraerá en el año 2021. El año 2020 no fue tan malo como se presagiaba anteriormente. La causa principal para evitar una caída fuerte fue el agro. El sector del agro una vez más puso la espalda para salvar un año pésimo para la mayor parte de los sectores. Una vez que los números rojos se vuelvan a positivo en el transcurso de este año, se tendrá un crecimiento mucho mejor que el año anterior”; enfatizó Fernández Valdovinos.

CONSOLIDAR LA RECUPERACIÓN. Para consolidar la recuperación, el Gobierno Nacional deberá tener una política muy inteligente, con respecto a qué puede hacer y qué no puede hacer, qué parte va a contribuir para la consolidación de la recuperación y qué parte va a poner el sector privado.

La pandemia afectó a nivel global, pero a Paraguay fue menos. Esto demuestra la importancia que tiene el sector productivo de Paraguay. Un sector que muchas veces es criticado, cuestionado, a veces atacado, pero la realidad es que saca a flote la economía paraguaya, donde demuestra una cadena productiva. Eso está demostrado en los números y deja una enseñanza, sobre todo de cómo construimos un modelo de desarrollo para el Paraguay.

“El Paraguay se mueve al ritmo del sector privado, es la que mueve la economía. Pero este sector depende mucho de las señales y el contexto en el cual el Gobierno establece las reglas de juego. El Gobierno marca el campo de juego, donde el sector privado tiene que jugar, y esas reglas con señales económicas se transmiten a través de instituciones económicas como el Banco Central y el Ministerio de Hacienda”, puntualizó el economista Santiago Peña.

Entonces es muy importante cuando hablamos de la inflación, tipo de cambio y el déficit fiscal, parecen temas muy alejados de estar en el campo y la producción, pero finalmente nos afectan. Nos afectan en la construcción de la estabilidad macroeconómica  que nos permite tener competitividad en frente a nuestros vecinos y otros países de la región.

“Esta crisis nos expone a una situación muy difícil, se tomaron decisiones que eran necesarias, pero tenemos que entender que esto tiene un costo y lo tenemos que enfrentar probablemente a partir de ahora”; dijo Santiago Peña.

Dentro de este proceso de recuperación, se debe mirar desde el punto de vista de la microeconomía. “Aprendamos de las malas experiencias de los países vecinos, valorar el país que tenemos, y lograr que el sector público y privado trabajen en conjunto.

Creemos que va haber una recuperación importante, el comercio va ser el que más tarde se va recuperar, el campo va ser el gran protagonista de la actividad económica de este 2021, creemos que el PIB va crecer entre el 4 y 4,5%, la inflación será del 4%, déficit fiscal del 4% y una cotización del dólar en 7.000 guaraníes”; resaltó Peña.

“Es importante no olvidar de dónde venimos, necesitamos valorar donde estamos hoy, esto es una realidad. No olvidar todo lo que falta aún para seguir construyendo”; concluyó Santiago Peña.