PARA LA GANADERÍA EN EL PARAGUAY

Desafíos de la cría y recría de los reemplazos en hatos lecheros (*Parte 1)

El proceso de la cría y recría es un proceso que dura dos años. Está constituido por el periodo seco y transición de unos 20 días aproximadamente de la gestación.

La charla técnica en modalidad Webinar estuvo a cargo del Ing. Agr. Daniel Werner, del Centro de Comercio Exterior y Cooperación Internacional, Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Israel. El evento estuvo organizado por la Fundación Ideagro y las tres cooperativas más importantes del Chaco paraguayo.

La importancia de este periodo radica en que prácticamente el 75% de peso de la futura cría se va a generar en los últimos dos meses de gestación de la ternera o el ternero a nacer. Aquí se debe considerar dos puntos importantes; la primera es qué se le va a dar al animal y la segunda bajo qué condiciones se lo va a criar o mantener a esa vaca seca o vaca de transición, para que crezcan y se mantengan en forma correcta.

“Cuando hablamos de situación, hablamos que al menos el 60% de la ración contiene fibra >15 cm. de longitud. Significa henos de buena calidad que deberán ir acompañados de otros alimentos que puedan brindar un buen volumen en cuanto a proteínas y energías. Lo más importante desde el punto de vista de espacio, es que estas vacas secas y de transición tengan al menos 15 m2. para cada una, para facilitar luego situaciones en las que el ganadero va a tener que intervenir por algún motivo.

Condiciones físicas. Durante estos meses, es necesario que las vacas se trasladen de forma sencilla a corrales de parto individuales, en la medida que sea posible brindarles suficiente lugar y con camas secas, bien iluminados, con buena ventilación, fáciles de limpiar, de manera que se facilite el trabajo y el ganadero encargado del ganado en parición, pueda identificar rápidamente los primeros síntomas o signos de parto, de esa manera el ternero va poder nacer y va a permitir el tratamiento rápido, de acuerdo a los protocolos de cada finca lechera, en referencia de cómo tratar la vaca seca, la vaca en parición y cómo tratar al ternero.

El objetivo de esta primera parte es minimizar en cierta medida la incidencia de los partos difíciles, también denominado distocia. Estas distocias se pueden generar por varios motivos: Cría de Gemelos, vaca gorda, posición anormal, estrés térmico, hacinamiento.

Esto puede generar en la vaca parturienta la mortalidad de la ternera, baja vitalidad (necesita reanimación), menor apetito (Es necesario alimentar el calostro a través de una sonda gástrica), se consume menos calostro en las primeras 12 horas de vida, retraso y reducción de la absorción de inmunoglobinas. Por lo tanto los terneros o terneras van a estar expuestos a mayores problemas durante los primeros 20 y 30 días de vida, en donde realmente están desarrollando el sistema inmunológico autónomo y no dependiente del suministro de calor. Los dos últimos meses de gestación son muy importantes para determinar el peso de la futura ternera/o.

Es decir, en sistemas donde en las pariciones o  parte importante de la gestación se produce durante el verano, muy probablemente vamos a tener problemas de acortamiento de la gestación y terneros más pequeños, con la influencia posterior en el peso de la vaquilla en todo el periodo de cría.

Solamente para tener en cuenta, 1 kilo más en general se traduce en un 1 kilo más de peso. Esto a su vez se traduce en 140 kilos más de leche que produce la madre. Esto es un dato estadístico. Por lo tanto, cada peso, cada kilo que logremos en la ternera futura va significar mejor peso o mejor producción de leche y terneros más sanos”.

OBJETIVOS: Mejorar el éxito de la cría de terneros

La mortinatalidad, o sea la muerte durante el nacimiento está en alrededor de valores entre <6,5%-4,5%.

Agregamos a ello la muerte al destete <4,5%. Además, baja incidencia de enfermedades y mínimo uso de medicamentos, mejora del desarrollo, el crecimiento y la eficiencia, conseguir novillas de alta productividad con capacidad para expresar el potencial genético.

El objetivo principal es criar vaquillonas que puedan expresar todo su potencial genético de producción de leche, a coste eficaz.

Objetivos para la cría de vaquillas: Objetivos operativos

  • Edad mínima en la 1ª inseminación: 13-14 meses
  • Altura de la cruz a los 14 meses >125 cm., peso a los 14 meses 350 kilos.
  • Edad en el momento de la preñez 14-15 meses.
  • Edad del primer parto: 23-24 meses
  • Altura de la cruz en el momento del parto:  > 135 cm.
  • Este peso (600 kg.) no debe confundirse con una condición de exceso de grasa. De hecho, el parámetro adecuado a examinar (junto con el peso adecuado), debería ser una Puntuación de condición corporal de 3,50-3,75 justo antes del parto.

ETAPAS DE LA CRÍA Y RECRÍA

EDAD                                                ETAPA

2-4 meses                                        Desarrollo del rumen

4-7 meses                                        Pre-pubertad

7-12 meses                                      Pubertad

12-18 meses                                   Inseminación y preñez temprana

18-23 meses                                   Preñez

23-24 meses                                   Transición y pre-parto

Estas etapas brindan una referencia para saber dónde acentuar el trabajo. En ocasiones el productor tiende a tratar a las vaquillas, pero como es un proceso -para muchos improductivo- pero en realidad se trata de una inversión, es como colocar dinero en una cuenta de banco y no saber cuál es el interés a recibir luego de abrir la cuenta. En realidad, es importante tener una idea de qué se va a hacer en cada etapa.

Cada etapa recibirá una ración diferente, especialmente diseñada. La separación en grupos será decidida por el director del rebaño y el director de la finca, teniendo en cuenta las diferentes etapas (raciones), la condición corporal de las novillas, el número de novillas en cada etapa y la disponibilidad de espacio en los cobertizos.