La vida del suelo en los yerbales

Por: Ing. Agr. Víctor Masloff

”El suelo es la parte más superficial de la corteza terrestre, con un espesor que varía de unos pocos centímetros a dos a tres metros, en donde los reinos vegetal y animal establecen una relación íntima con el reino mineral. Los vegetales toman del suelo agua y nutrientes y los animales elaboran su propia materia a costa de los vegetales. Los residuos de animales y vegetales vuelven al suelo, en donde la materia orgánica se descompone por la acción de microorganismos para dar de nuevo los productos originales” (El suelo y los fertilizantes, Fuentes Yagüe, 1994)

El manejo tradicional en el yerbal del Paraguay con el correr de los años, han diezmado a los organismos benéficos del suelo y en muchos casos han permitido el crecimiento de organismos maléficos que causan trastornos en el yerbal.

Por nuestra experiencia en el manejo de los suelos en los yerbales, la disminución de los organismos útiles del suelo están directamente relacionados con la degradación de las bases de los suelos, los hongos, bacterias, nematodos predominan causando trastornos en las plantas produciendo daños económicos en los yerbales, con enormes dificultades de control.

En los yerbales que estamos trabajando, acumulando materia orgánica provenientes de estiércol, malezas y bienezas, abonos verdes. Estos suelos presentan mejoría en contenido de materia orgánica, nutrientes, agua, estructura. Todos son componentes para repoblar de macro micro organismos el suelo que cumplen funciones vitales en el yerbal.

Organismos del suelo que podemos considerar presentes en un yerbal que está manejado en forma sustentable:

Megabiotas comprende vertebrados como serpientes, ratones, topos y conejos que sobre todo escarban el suelo para alimentarse o refugiarse.

Macrobiotas (diámetro > 2 milímetros) comprenden invertebrados como hormigas, termitas, ciempiés, lombrices, caracoles y arañas).

Mesobiotas (diámetro 0.1-2 milímetros), suelen vivir en los poros del suelo. Este grupo se compone de microartrópodos, como los ácaros, pseudoescorpiones y colémbolos.

Microbiotas (diámetro < 0.1 milímetros), son muy abundantes, están en todos lados y son muy diversos. Entre la microflora están las algas,

bacterias, hongos y levaduras que pueden descomponer casi

cualquier sustancia natural. La microfauna comprende nemátodos,

protozoarios.

Fuente: FAO, 2000, La vida en los suelos.

No somos ecologistas, tampoco buscamos la producción orgánica. Lo que nos interesa es producir de tal forma que la naturaleza trabaje a nuestro favor. Generamos condiciones para que la vida del suelo se desarrolle y nos permita producir yerba mate en un suelo vivo y fértil, sustentable y económicamente rentable. Sin dudas el mejor negocio es ir a favor de la naturaleza, con inteligencia y mayores conocimientos de las ciencias

básicas. Lo contrario es esterilizar al suelo, haciéndose necesarios

insumos externos, para mitigar nuestras acciones destructivas de las bases productivas de los suelos del yerbal.

La yerba mate es un rubro rentable y altamente productivo, si las condiciones de manejo son las adecuadas, si no cuidamos este aspecto esencial corremos el riesgo de perder el cultivo en pocos años, siendo que la yerba puede producir más de 100 años.

Tenemos la tecnología apropiada para recuperar los yerbales, trasmitir los conocimientos logrados, basados en la investigación y la aplicación de los conocimientos en los yerbales, que nos han permitido recuperar yerbales degradados en toda la República del Paraguay.