Investigadores del INBIO presentaron técnicas bioestimulantes en cultivos de soja

Técnicos del Instituto de Biotec­nología Agrícola (INBIO) presen­taron un trabajo realizado sobre la utilización de bioestimulantes en la soja en el Congreso de Se­millas de la Asociación de Pro­ductores de Semillas del Para­guay (Aprosemp). Estas técnicas se aplicaron para complementar las necesidades de macro y mi­cronutrientes del cultivo.

El trabajo presentado se deno­mina “Efecto de inoculante, en­raizante y fertilizante foliar en la producción de grano/soja” y tuvo un desarrollo que llevó dos años de investigación en donde se concluyó que, si bien los estimulantes no pueden reemplazar a la fertilización de base, los complementa y mejora el aprovechamiento de los nutrientes en el suelo, brindándole al cultivo una mayor resistencia a factores climáticos adversos y combatiendo el cambio climático.

El trabajo fue realizado por el encargado del Programa de Mejo­ramiento de Soja del INBIO, Ing. Aníbal Morel; el encargado del Programa Agricultura Sustenta­ble del INBIO, Ing. Claudio Fleitas; y los técnicos del INBIO Ing. Alfre­do Haedo; Ing. Marcelo Riveros y la encargada de Agronomía del Instituto Paraguayo de Tecno­logía Agraria (IPTA), Ing. Fidelina Amarilla.

El análisis se inició por la mayor utilización de bioestimulantes en la agricultura, y que existe una inmensa gama de productos disponibles en el mercado de fertilizantes foliares, enraizan­tes e inoculantes con diferentes presentaciones, que podrían ser útiles en el manejo del cultivo de la soja. Las combinaciones de bioestimulantes es una de las alternativas que se vienen impulsando en Paraguay, ya que la utilización de distintos nutrientes puede contribuir en la calidad, rendimiento y más tolerancia a ciertos patógenos y plagas.

Metodología

La investigación se realizó en el predio del IPTA, Capitán Miranda, departamento de Itapúa, durante dos años de evaluación del tra­bajo, zafra 2018/19 y 2019/20. El diseño utilizado fue en bloques completos al azar, con 18 trata­mientos combinados con 8 pro­ductos y un testigo por 4 repeti­ciones.

Fuente: INBIO