Innovadora y práctica alternativa de producción hortícola*

El sistema hidropónico  es el remplazo del suelo como fuente de nutrientes de agua y oxígeno por una solución nutritiva en la cual se incorporan los minerales necesarios para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

Esta solución aporta el oxígeno para las raíces y el agua indispensables para las plantas. En cuanto al soporte se utilizan diferentes tipos de contenedores o sustratos para anclar las plantas para que puedan alcanzar un crecimiento óptimo.

El tiempo de desarrollo de los productos hortícolas dentro del invernadero varía de acuerdo a la especie cultivada. Pero, por una regla general dentro del cultivo de hortalizas de hojas tienen tres etapas en el invernadero que son las siguientes.

En la etapa 1 se encuentra Germinación y Maternidad, donde se siembran las semillas y se mantienen en un cuarto oscuro hasta su germinación, luego pasan al invernadero por 15 días donde reciben los nutrientes necesarios. En la etapa 2 Intermedia es donde las glándulas van desarrollándose hasta llegar al tamaño de su trasplante,  mientras que en la etapa 3 Final,  el producto ya está listo para ser cosechado.

Según las expresiones del responsable de Agro Orgánica, empresa que se dedica al rubro, para una planta de lechuga, la maternidad dura 15 días, el intermedio 10 días y la etapa final conlleva 20 días.

Estas producciones requieren cierto monitoreo a las soluciones nutritivas, existen valores que se deben controlar regularmente, como la temperatura dentro del invernadero, la temperatura del agua en los tanques, la conductividad eléctrica de la solución que indica la cantidad de sales disueltas, y el pH que refiere a la acidez o alcalinidad de la solución. También existen valores estándares para cada producto que deben ser controlados diariamente, al igual que el monitoreo de plagas o enfermedades para prevenir la infestación ya que puede expandirse rápidamente por todo el invernadero.

Ventajas y desventajas del sistema de producción hidropónica

Se destacan ventajas como ahorro en el uso del agua, más del 60%  que en un cultivo tradicional, el ataque de plagas y enfermedades es mucho menor, se obtienen productos más sanos y libres de patógenos, las cosechas son más rápidas y los productos al ser de mayor tamaño y mejor calidad obtienen mejor precio en el mercado.

En cuanto a las desventajas, se menciona la alta inversión inicial, la escasa capacitación sobre el sistema a pequeños productores, poca difusión sobre el manejo hidropónico del cultivo.

Factibilidad del negocio hidropónico

El ingeniero Emilio Núñez, responsable Agro Orgánica se refirió a algunos aspectos del negocio hidropónico, principalmente en cuanto a su rentabilidad.

Comentó que se especializaron en la producción de lechugas hidropónicas, comenzando con 2 mil plantas en etapa de cosecha. “Normalmente la producción es de 4 mil plantas cada 40 días, aún no conseguimos  doblar la producción, pero esa producción es insuficiente actualmente para cubrir la alta demanda de la empresa”, dijo.

En cuanto a la infraestructura para iniciarse en la producción y negocio hidropónico, expresó que los invernaderos pueden ser de diversos tamaños, desde uno pequeño –casero-, para unas 6 a 10 plantas, a una de un tamaño comercial para 40 mil a 60 mil plantas.

“Para iniciar dentro del nivel comercial se requiere de una infraestructura de mediana capacidad. Un productor de 500 lechugas sería un pequeño productor y ya puede obtener un buen margen de ganancias, mientras que uno de 2 mil a 10 mil sería un mediano productor, rebasando más de 10 mil plantas ya se puede calificar como un productor grande”, precisó.

Manifestó además que en el rubro de hortalizas, al menos con la producción de lechugas que es la reina de la hidroponía, comparado con una lechuga tradicional, tiene mejor precio por la calidad y el tamaño. “El valor agregado es del  50% a 60%, por lo tanto se tiene un margen de ganancias que permite recuperar la inversión.  Haciendo cálculos rápidos puedo decir que se recupera en un año y medio aproximadamente, pero también depende de lo invertido y  de las dimensiones del proyecto”, acotó.

Por otra parte mencionó que un producto hidropónico posee cualidades importantes ya que  las plantas no entran en contacto con el suelo, son más saludables al desarrollarse en ambientes controlados, tienen alta durabilidad post-cosecha ya que la raíz sigue suministrando nutrientes a la planta y principalmente garantizan alimentos seguros y con altos valores nutritivos.

*Avelina Segovia