Innovaciones tecnológicas en la producción de semilla forrajera, peletizados de semillas, tendencia*

Ing. Agr. Rosalba Peman

El tratamiento profesional de semillas es el tratamiento que se realiza a la semilla, previo a la siembra de los cultivos para lograr su protección. Es una práctica que se ha realizado desde hace muchos años, normalmente se realizaba a campo, pero las tecnologías han evolucionado y actualmente hay nuevas tendencias respecto al tratamiento de semillas.

El mejoramiento genético vegetal por técnicas convencionales y más recientemente la aplicación de eventos biotecnológicos en algunos cultivos, ha hecho que se potencie la capacidad de producción de granos y de forrajes de los diferentes cultivos. Pero para que ese potencial que se ha logrado y que ha permitido la expansión de los cultivos a nuevas áreas se pueda manifestar es necesario continuar con la aplicación de tecnologías en otras etapas del proceso, tales como son la producción de las semillas a campo y también el acondicionamiento de esa semilla y el tratamiento profesional que hay que brindarle previo a la siembra de las mismas.

Objetivos del tratamiento profesional de semillas

Los objetivos son variados y los más importantes podrían resumirse de la siguiente manera: Es una tecnología para aplicar a la semilla que va a permitir que exprese su potencial genético y la va a proteger desde las etapas iniciales, desde que permanece en el suelo hasta que se inicie el proceso de germinación y después que la semilla haya germinado y esté en el estado de plántula. Este tipo de tratamiento profesional de la semilla es amigable con el medio ambiente, es una forma de producir más sustentable ya que se disminuye la aplicación de productos químicos a la semilla, aproximadamente hay una reducción de hasta el 90% de los terápicos que se utilizan.

También se facilita el manejo a campo, ya que la semilla llega al productor lista para la siembra. Hay mayor seguridad en lo que se refiere a la manipulación de la semilla, ya que el operario no entra en contacto con los productos químicos.

Cultivos

A nivel mundial, el tratamiento profesional de semillas se utiliza en diferentes tipos de cultivos, por ejemplo en semillas forrajeras, ya sean semillas templadas o semillas sub tropicales, en cultivos de gran importancia como son maíz y soja, también se utiliza en sorgo, en distintos tipos de porotos, en semillas de arroz, de sésamo, de maní, de cultivos de cobertura y también en semillas de hortalizas.     

El tratamiento profesional de semillas, se realiza fundamentalmente para controlar plagas durante la etapa de germinación y los primeros estadios de crecimiento para controlar enfermedades, también para estimular la germinación de las semillas para promover el crecimiento de raíces, promover asociaciones simbióticas entre las plantas y los microorganismos. También se utiliza el tratamiento para aportar micronutrientes.

Tipos de productos: Los productos tradicionales en el tratamiento de semillas han sido los fungicidas que se aplican desde hace años, a los que se han incorporado los insecticidas y también productos biológicos, bacterias y hongos que tienen un efecto benéfico en el desarrollo de la planta. También se utilizan antídotos para herbicidas, micronutrientes, y compuestos que estimulan los procesos fisiológicos en las plantas. Quiere decir que la variedad de productos que se puede aplicar a la semilla mediante este tipo de tratamiento profesional es diversa y generalmente no se aplica un solo compuesto, sino que se realiza una combinación de varios compuestos de formulaciones que pueden incluir tres o cuatros productos.

Tendencias

Vemos como tendencia en aplicación de productos a la semilla previo a la siembra, la combinación de productos insecticidas y fungicidas. De hecho, la mayoría de las empresas ofrecen los productos fungicidas que permiten un amplio espectro de control de enfermedades, también el uso de productos en base a micronutrientes que se aplican a la semilla que contienen algunos elementos minerales que son esenciales para las plantas, como el molibdeno que es esencial para favorecer la nodulación de semillas de leguminosas, o el zinc que es un precursor de las hormonas vegetales.

En cuanto a la aplicación de productos biológicos hubo una evolución y es una de las tendencias actuales en cuanto al tratamiento de semillas. Lo tradicional, fue la incorporación de bacterias del género Rhizobium y Bradyrhizobium que son bacterias fijadoras de nitrógenos en simbiosis con leguminosas que están ampliamente usadas en cultivos como soja, alfalfa, distintos tipos de porotos, maní, garbanzos. Allí hubo un desarrollo tecnológico importante en lo que se refiere a la vida del inóculo sobre la semilla.

Actualmente hay inoculantes que permiten ser aplicados a la semilla, que tienen un tiempo de vida dentro de la semilla por lo cual resulta más fácil la aplicación posterior en el campo. No solo en leguminosas, sino también en gramíneas se utilizan bacterias y hongos específicos, por ejemplo, el caso del Azospirillum que se utiliza en algunas gramíneas; hongos, son precursores de hormonas vegetales que estimulan la germinación y promueven el crecimiento de raíces.

Otros hongos, por ejemplo, del género Trichoderma, tienen acción fungicida sobre una gran variedad de hongos que atacan la semilla, y no solo se usan en gramíneas como en maíz, sino que también en soja y arroz. 

La tendencia actual es al uso de los productos biológicos, los cuales se utilizan solos o bien combinados con los productos tradicionales de insecticidas y fungicidas.

La compatibilidad es un tema a analizar, en algunos casos está bastante estudiado y en otros casos de productos más nuevos requieren más evaluación.

IV CONGRESO PARAGUAYO DE SEMILLAS. Disertación Parte 1 de la Ing. Agr. Rosalba Peman, Responsable del Área de Desarrollo de Nuevos Materiales y de Aplicación de Nuevas Tecnologías en Semillas, de Semillas PEMAN Argentina.