Informe de oferta y demanda del USDA: abril, 2020

El informe de abril “asincero” la expectativa de exportación de soja de EEUU y redujo la cosecha esperada en Brasil y Argentina.

SOJA

En su informe de abril el USDA redujo su estimación de exportación de soja para EEUU ante la falta de compras de parte de China, que sigue comprando de Brasil preferentemente. El nuevo dato es 48,31 MT desde 49,67 MT que se sostenía en el anterior informe. La merma en las exportaciones fue trasladada a los stocks finales que ahora se proyectan en 13,07 MT desde 11,56 MT. Respecto a las compras de China estas fueron aumentadas a 89 MT (88 MT en marzo), incremento que fue totalmente trasladado a incrementar el stock de dicho país. A nivel global, las mermas de Brasil y Argentina repercutieron en la producción mundial que el USDA estima ahora en 338 MT. Las existencias mundiales se incrementaron a 100,45 MT, una suba de 2 MT.

En relación a las variables de los países del MERCOSUR, el Departamento redujo su estimación de cosecha para Brasil a 124,50 MT (126 MT en marzo) e igualmente bajo la de Argentina desde 54 MT a 52 MT. Las importaciones de soja desde Argentina continúan en 3,9 MT. En el caso de Paraguay los datos permanecen sin cambios. La producción sería de 9,9 MT y las exportaciones 5,9 MT en tanto que el procesamiento alcanzaría 3,9 MT. La Bolsa de Buenos Aires informó el 8 de abril que la cosecha estaba en 16%, con un promedio de 3.620 kg/ha. La entidad mantiene su estimación de cosecha total en 49,5 MT. Por su lado la Bolsa de Comercio de Rosario recortó su estimación a 51,5 MT, una reducción de 3,5 MT por efecto de la falta de lluvias. El rendimiento estimado es de 3.000 kg/ha.

En Uruguay se inició la zafra en las parcelas que fueron afectados por la falta de lluvias en su fase de desarrollo, por lo cual los rendimientos son bajos. Se esperan mejoras a medida que se vaya avanzando. En esta zafra Uruguay planea cosechar entre 2,40 MT a 2,45 MT. A principios de la temporada se hablaba de 2,70 MT.

MAIZ

El USDA mantuvo sin cambios las variables de oferta y demanda de Argentina, Brasil y Paraguay. Las importaciones de maíz por parte de Brasil continúan en 1,2 MT. A nivel global elevó la producción 1.113 MT, un incremento de un millón de toneladas debido a mayores producciones en la UE y en Bielorusia. Los principales cambios se dieron en la variable uso interno de EEUU reflejando la fuerte disminución en el uso para etanol en EEUU, cerca de 9 MT ante la reducción en el precio del petróleo. Al respecto el IGC comentó “Presionado más que nada por la caída notable de los precios del petróleo crudo y por el deterioro de los márgenes de elaboración para el etanol, el sub-Índice de maíz del GOI del CIC ha perdido un 1% desde finales de febrero.”

La producción de maíz en Brasil llegaría a 102 MT en una superficie de 18,2 MHa informó CONAB. El maíz de primera está presentando dificultades climáticas en Rio Grande do Sul, lo que es probable que reduzca el rendimiento en alrededor del 4%. EMATER señaló que al 9 de abril la cosecha había llegado al 76%. Por su lado el maíz de segunda ya ha sido sembrado con un aumento del 4,5% en la superficie sembrada, cubriendo 13,5MHa la que se estima producirá 75,4 MT. Es de señalar que el atraso en la siembra de soja en octubre pasado explica la reducción de la superficie sembrada en Mato Grosso do Sul e Paraná. CONAB estima que 25% de la superficie sembrada en Mato Grosso do Sul se realizó fuera del periodo recomendado. En Paraná la Secretaria de Agricultura informó que la siembra de maíz ha concluido con una cobertura de 2,18MHa contra 2,23MHa del año pasado. La producción estimada es de 12,48 MT contra 13,30 MT de la cosecha anterior. En Mato Grosso igualmente la siembra de las 5.100.432 ´culminó lo que implica un aumento del 4,98% respecto a la zafra 2018/2019. Siempre dentro de las estimaciones, esto daría una cosecha de 32,44 MT que es igual a una suba del 1,57% relativo a la zafra anterior.

TRIGO

El USDA elevó la producción argentina desde 19,0 MT en el informe de febrero a 19,50 MT en el presente informe. A nivel global incrementó la cosecha desde 763,95 a 764,49 MT, también aumentó el uso local y las exportaciones que se tradujeron en una reducción del stock final a 288,47 MT desde 288,03 MT del mes pasado. En lo relativo a las importaciones de Brasil, el Departamento ajustó a la baja las compras externas a 7,5 MT desde los 7,7 MT de febrero. En las demás variables no se realizaron ajustes. CONAB por su lado no proyecta cambios en el área de siembra de este año, que arranca en abril, mantiene 2,041 MHa. En su balance de oferta y demanda mantiene en, 7,0 MT su proyección de importación para esta zafra. Durante febrero la cotización de trigo en el mercado de Brasil fue de precios altos y oferta restringida debido “al alto tipo de cambio y la apreciación del producto argentino, principal proveedor del mercado brasilero” señala la misma fuente. Agrega además que a modo de contrarrestar esta situación de ajustada oferta, se exportaron 526.100 toneladas, provenientes de Argentina (87,58%), EEUU (6,91%), Paraguay (4,73%) y Francia (0,78%).

En su boletín de abril, el USDA dejo sin cambios la producción global de trigo en 764 MT pero incrementó el stock final debido a un menor consumo y comercio. En relación al stock de los principales exportadores, que es el trigo disponible para comercializar, en el informe de abril se ve un aumento en las existencias iniciales al igual que en la final, lo que da a pensar en restricciones a las ventas externas o reducciones en la oferta.

ARROZ

El USDA ajustó fuertemente su balance de oferta y demanda de arroz en su informe de abril reduciendo oferta (-2,8 MT), consumo (-2,1 MT), comercio (-2,2 MT) y stock final (-0,7 MT). Básicamente la menor producción en importantes productores y exportadores del Sudeste asiático (Vietnam y Burma) impacta en la oferta y por extensión en las exportaciones (priorizan el mercado interno), y consumo de otros países ante la falta de oferta. Estos factores se conjugan para elevar el precio internacional del arroz a un nivel no visto en siete años. Los stocks mundiales se reducen en 0,7 MT en la nueva estimación, aunque siguen al nivel record de 181,6 MT, pero hay que tener en cuenta que casi dos tercios de estos se encuentra en China, y no son comercializados internacionalmente. El precio índice del arroz de FAO se situó en 178 en el mes de marzo, un incremento intermensual de 4,9% y de 11,3% año a año. Alcanzó su valor más elevado en más de cinco años, apoyado por el aumento de la demanda de consumo provocado por el coronavirus, señalo el IGC.

En su informe de abril, CONAB estima un incremento en el precio del cereal durante esta zafra teniendo en cuenta el aumento del consumo que se espera con la implementación de los periodos de cuarentena debido a la crisis de COVID-19. Esta situación obligará a las personas a alimentarse en sus hogares que lo más probable es que se refleje en el incremento del consumo de arroz. Esto se ve en el consumo de abril, que presenta un incremento de 200.000 toneladas respecto a marzo, que es mayormente balanceado vía stocks. En lo que se refiere a las importaciones, estas se mantienen en 1,1 MT, (similar al USDA), solamente superada, en los últimos cinco años por las de 2015/2016 que fue 1,18 MT.

Fuente: Victor Enciso con datos del USDA, IGC, BCR, BC, CONAB, y DERAL