Incendios en el campo

Al quemar parcelas se pierden 30 años de inversión

“Los agricultores cuidamos mucho nuestras parcelas, en especial las áreas de cobertura para conservar el suelo, mediante la técnica de siembra directa (adoptada ya hace muchos años). Cualquier quema representa un retroceso de 30 años invertidos en mejorar el suelo”, dijo Aurio Frighetto, productor y representante de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, filial Alto Paraná.

Asimismo, indicó que los agricultores también son víctimas de los siniestros, ya que en muchas zonas el fuego provocado quema cultivos de trigo, maíz o avena. “Desde la segunda quincena de septiembre tuvimos muchas quemas en el norte y todas ellas fueron provocadas dentro de las reservas naturales por cazadores furtivos, pescadores o simplemente campesinos de los alrededores que queman sus basuras”, expresó.

Por su parte, Lauro Fischer, técnico agrícola de Itapúa, explicó que muchos entran a los bosques para sacar miel, quemando los panales. “Al hacer esto, el fuego es incontrolable, más con estas sequías graves y los vientos de más de 60 km/h en la zona. Son muchos los responsables y no estamos de acuerdo con que se ataque unilateralmente al sector productivo, siendo que muchos agricultores son víctimas de estos incendios”, comentó.

La responsabilidad y la prudencia son compromisos de todos
Por otra parte, el ingeniero Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción, indicó que la cantidad de follaje seco luego de la helada es altamente inflamable, por lo que se puede generar un incendio de grandes proporciones en estas condiciones climáticas. “Es un compromiso de todos ser conscientes y prudentes, porque mientras no haya lluvias, no podemos hacer fuego, quemar basura o generar cualquier foco de incendio tanto en el campo como en la ciudad”.

Fuente: UGP