GENÉTICA OVINA: Destacan ingreso de ejemplares de élite al exigente mercado argentino

Sin lugar a dudas que la ganadería paraguaya es una de las mejores del mundo y se ve reflejada en los diferentes mercados que abren sus puertas a la producción nacional. En esta oportunidad, por tercera vez en el año, propietarios de tres establecimientos productivos del país lograron comercializar ejemplares de élite destinados a reconocidos productores de la Argentina. La ovinocultura paraguaya logra dar un salto importante con la concreción del cuarto envío de ganado ovino en pie, de la raza Dorper, al exigente mercado argentino.

“En lo que va del año lograron exportar 77 ejemplares, destinados a unos 12 productores de Argentina que se han nucleado para adquirir estos ejemplares”; explicó el Dr. Hugo Schaffrath, propietario de Granja San Bernardo, uno de los establecimientos que logró este importante envío a la Argentina. La mayor parte de animales exportados provienen de la Cabaña Doña Ana (90%), y también se enviaron ejemplares Dorper de Cabaña La Mocha y Granja San Bernardo.

Cabe resaltar, que el contacto con los productores argentinos se inició en el 2019 durante el desarrollo de la Expo Mariano Roque Alonso. En esa oportunidad, los potenciales compradores apreciaron la calidad de la genética ovina paraguaya y quedaron interesados en adquirirla en el futuro.

En el 2020, a pesar de las restricciones sanitarias por la pandemia, se logró concretar el primer envío de 63 ejemplares, provenientes de tres distintas cabañas nacionales y destinadas a siete cabañas argentinas.

Y el 2021 fue más auspicioso aún para los criadores, teniendo en cuenta que hasta el presente los tres productores (Cabaña Doña Ana, Cabaña La Mocha y Granja San Bernardo) han logrado concretar otros tres envíos, totalizando 77 ejemplares.

“Nos enorgullece el resultado del trabajo que venimos haciendo como criadores y como Asociación Paraguaya de Criadores de Dorper (APCDorper), entonces es un logro realmente extraordinario para nosotros poder proveer animales con mucha calidad para las cabañas argentinas que, como se sabe, producen ejemplares de elite”, afirmó Schaffrath.

Paraguay era conocido hasta hace un tiempo como país importador de genética ovina, pero mediante la inversión adecuada y oportuna, sumada al esfuerzo compartido, se lograron mejoras sustanciales que llevaron a las otrora competencias a adquirir genética ovina paraguaya. Tras recordar que nuestro país no arrastra una cultura y tradición ovina, explicó que el interés de los productores argentinos radica en la genética ovina Dorper sudafricana.

“En Argentina está empezando a ganar espacio la raza Dorper, pero ellos solo tienen genética de Australia y de Nueva Zelanda; nosotros, en cambio, tenemos genética de Sudáfrica que es la cuna del Dorper, entonces se ha generado un nicho importante de comercialización para ellos, en base a la calidad de los animales que producen”, destacó el Dr. Hugo Schaffrath.

Por su parte, el Ing. Nicolás Peña, titular de la Asociación Paraguaya de Criadores de Ovinos (APCO), entidad incorporada a la Asociación Rural del Paraguay (ARP), enfatizó este importante logro para la ovinocultura nacional que se encuentra en importante etapa de crecimiento en nuestro país. En el mismo sentido que las expresiones del Dr. Schaffrath, consideró un orgullo para la ganadería paraguaya la exportación de ovinos Dorper, “en un momento donde la demanda creciente de alimentos nos alienta y nos obliga a ser cada día más competitivos”, manifestó Peña.