En Paraguay se registró una merma en el sector productivo a causa de la sequía

El año 2020 trajo efectos negativos para el sector de la producción del país, principalmente la sequía causó un déficit hídrico cuyo resultado se pudo comprobar al término de la cosecha de la zafra 2020/21. Con esto el nivel de producción por hectárea se redujo y con la consecuente disminución de la cantidad de toneladas de la soja.

Con este volumen de exportación, el primer trimestre del año cerró con 1.788.388 toneladas de la oleaginosa enviadas a varios mercados, lo que representa una diferencia de 341.028 toneladas menos, y se traduce en un 16 % de merma en la salida del producto, ya que en el primer trimestre de 2020 se exportaron 2.129.416 toneladas.

 La Lic. Sonia Tomassone, asesora de comercio exterior de la Capeco, destacó que “Con relación al mes de abril llevamos exportadas 1.7 millones de toneladas vs. Las 2.1 millones de toneladas del mismo periodo de la zafra anterior. Quiere decir que hay más de 341 mil toneladas menos que se exportó de enero a marzo comparado al año pasado. Si bien se exportó menos en volumen, se exportó más en valor por la suba de los precios internacionales. Esta merma en la exportación se debe principalmente a que tuvimos retrasos en la cosecha. Acuérdese que recién en el mes de marzo se finalizó y a principios de abril, se estaba finalizando la cosecha de soja, cuando normalmente para febrero ya la soja está totalmente cosechada. Entonces, esta merma en el volumen exportado se debió principalmente a la demora de la cosecha que a su vez se debió a que se tuvo que plantar más tarde por falta de lluvias”.

¿En el mes de marzo se exportaron más de 1.700.000 toneladas?

Sí. Se exportaron 1.788.388 toneladas para ser exacto. Cerrando un poco el primer trimestre de este año. Esto versus 2.1 millón de toneladas del mismo trimestre del año pasado.

¿Se redujo la brecha en comparación a otras épocas?

Claro, si miramos el informe del mes de febrero realmente la brecha era mucho más grande, ya que en febrero todavía se estaba cosechando parte de la soja que se terminó de cosecharse en el mes de marzo. Por eso en marzo, a finales, empieza a achicarse  esta brecha que se va ir achicando en los próximos meses. Estimamos que la exportación al final va ser más o menos similar a la del año pasado, pero con una pequeña disminución, ya que estimamos que va a haber una menor producción de soja comparado a la producción del año pasado. El año pasado tuvimos una producción total de 10.2 millones y estimamos que este año la producción rondaría los 9 millones de toneladas. Eso también se va traducir en menores exportaciones tanto de granos como de aceite pellex, pero que sería compensada parcialmente por el aumento de los precios. En conclusión, se va exportar menos pero a mayor precio.

¿El precio de la soja tiene mucho que ver con esto de la compensación por la menor producción?

Los precios de la soja están en niveles muy superiores a los que teníamos el año pasado, estamos hablando de niveles de 500, 510 dólares para arriba, comparado a valores muchos menores que teníamos el año pasado que rondaba los 300 dólares. Entonces, estimamos que en los próximos meses aún van a continuar los valores alcistas para la soja y si bien hay algunos factores que tienden a que el precio baje, se mantendrían por los próximos meses, lo que beneficiaría el ingreso de divisas vs una menor exportación en volumen.

¿Hay productores que cerraron con una cotización menor a la actual?

Bastante productores cerraron en niveles de 380 dólares, de hecho una gran parte de los productores cerraron a esos precios, por lo que son muy pocos que han podido aprovechar esta alza significativa de los precios de los últimos meses. La tendencia del precio es que se mantendría en los precios actuales con una fluctuación un poco para arriba y abajo, pero en promedio en los valores actuales por lo menos por este semestre. Probablemente en el segundo semestre sí ya habría cambios en las cotizaciones.

¿Significa un riesgo para el productor esperar hasta último momento?

Lo que pasa que el productor, acá hubo un cóctel de varias cosas. Por un lado, normalmente la cosecha en épocas normales se realizaba en setiembre y octubre, el productor como necesita financiar su siembra, como se financia con las ventas a futuro, entonces él ya vende parte de su producción para financiar sus costos de producción. Por eso que en gran parte ha fijado precio en 350 USS a reventar 380 dólares que era lo que estaba en esa época. Otro aspecto, es que tuvimos condiciones climáticas muy desfavorables con falta de lluvias, después exceso de lluvias en otras zonas, que llevó a que el productor tampoco se anime a fijar precio sobre el resto de la mercadería que iba a producir, porque no sabía cuánto iba a ser el rinde. Entonces él no podía fijar precio sobre algo que no sabía a cuánto iba a terminar su producción. Eso llevó también a que se ralenticen la fijación de precios por parte de los productores. Pero, algunos ya iban fijando una buena parte de su producción por eso decía que son muy pocos los que pudieron aprovechar estos buenos precios de los últimos meses.

¿En porcentaje cuánto es una gran parte de los productores?

Por lo menos el 70% cerraron con los precios anteriores. Y un 30%, muy pocos ya van a poder beneficiarse con los buenos precios. Y ahora estamos en el mes de abril, ya la gran mayoría vendió toda su soja. Cumplió con su etapa de venta.

¿Cuáles son los principales rubros que el país exporta?

Definitivamente la soja, aceite crudo de soja y pellex de soja, son los principales rubros, le sigue el maíz, que es un rubro muy importante; cultivo de rotación y el trigo.

 Otro rubro que ha tenido un salto significativo en los últimos años es el arroz. El arroz si hubo una pequeña merma con relación a la producción, la exportación de arroz sigue bastante fuerte sobre todo en los últimos meses se ha incrementado muchísimo. Ellos, así como sucedió con la soja, también tuvieron demoras en la cosecha, por eso es que los primeros meses hubo una demora también en la salida de la producción, cosa que se va ir normalizando en los próximos meses, es el mismo caso de la soja. También se estima una reducción de la producción de arroz de esta zafra 2021, todavía no tenemos los números, pero se estiman que el año pasado una producción de 1.100.000 toneladas y este año rondaría las 850.000 toneladas, por ende, también hay una merma en su producción. Pero, si miramos los últimos años realmente la producción de arroz se sextuplicó en los últimos 10 años”.

¿Cuáles son los principales mercados del país?

La soja su principal destino sigue siendo la Argentina al mes de marzo el 77% fue destinado a ese mercado, luego Brasil se posicionó desde el año pasado en segundo lugar, desplazando a Rusia, que tradicionalmente era el segundo destino. Este año se perfila Brasil va a seguir comprando mucho de Paraguay, por ende se va seguir posicionando como segundo mercado, en el mes de marzo el 9% fue exportado al Brasil. Mientras que, Rusia quedó en el tercer lugar con el 5% y después ya se distribuye entre otros mercados como España, Senegal, Corea, Uruguay y otros. Pero, definitivamente entre Argentina, Brasil y Rusia, prácticamente llevan el 91%, llevaron ya al mes de marzo, las exportaciones de soja en grano.

¿La pandemia influyó en el sector de la producción?

Sí. Inicialmente hubo algunas demoras por los ajustes que había que hacerse sobre todo en el mes de marzo (2020). Acordate que nuestro sector siguió trabajando, cuando fue el paro total o sea el cierre total, el sector agropecuario continuó trabajando porque la gente necesitaba seguir comiendo. Entonces, toda la cadena logística de todo lo que sea la producción de alimentos no se vio mayormente afectada, algo sí en las exportaciones, sobre todo en las exportaciones terrestres ya que se tuvo que adaptarse a los protocolos sanitarios exigidos, pero digamos mayormente no hubo mayores retrasos.

¿En qué sector se tuvo inconvenientes?

Donde sí hubo retrasos importantes es en las exportaciones no solo de soja, sino de los demás cereales, así como la importación, por la gran bajante de los ríos sobre todo el Río Paraná, que  llevó a que se tenga que  hacer una trabajo muy coordinado con el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores y ambas binacionales, para poder permitir ventanas de agua que faciliten navegación tanto para exportación como para importación. Realmente, el mayor daño que se tuvo en las exportaciones, fue por la bajante de los ríos. Lastimosamente, este año se está repitiendo la misma situación, el Río Paraná está con niveles muy bajos y no está permitiendo la navegación, existen barcazas trancadas que no pueden salir y el Río Paraguay también está bajando, por ende, el trabajo de coordinación vía la Cancillería con ambas binacionales se ha iniciado y esperamos repetir la metodología del año pasado de permitir ventanas de agua, por el momento tenemos noticias por parte de la Cancillería de que para mediados del mes de mayo se abriría una ventana de agua que posibilite navegar por el Río Paraná.

Hoy se tienen más de 100.000 toneladas paradas en las barcazas sin poder salir. Con esta ventana estimamos que esto va poder salir. Esperemos no suceda lo del año pasado de que no se pudo tantas ventanas de agua sobre el Paraná como estimábamos o por lo menos como deseábamos, entonces varias de las cargas fueron redireccionadas a los puertos del Río Paraguay. Y qué sucedió con eso?.  Se saturaron los puertos del río Paraguay y hubo un problema logístico muy grande. Esperemos que este año eso no suceda, que volvamos a tener una buena coordinación y que se puedan hacer ventanas de agua. Nuevamente este año vamos a tener muchos problemas de navegación, esto no solo perjudica a las oleaginosas de granos, sino también a los productos de importación y a otros productos de exportación, en cargas generales. Es preocupante la situación porque no hay vistas de que las condiciones del río mejoren hasta el segundo semestre del año.

“Eso va dificultar la importación de fertilizantes y de algunos defensivos agrícolas que se necesitan para la producción de los cultivos de invierno.

¿Cuánto es la producción de maíz en el país?

Y se estima que maíz va haber una producción de alrededor de 4 millones de toneladas similar a la del año pasado. Probablemente un poco menos, pero estaría rondando los cuatro millones, con un serio riesgo en la calidad de algunas parcelas, no de todas. A pesar de los riesgos el productor igual sembró maíz, por el alto precio que está pagando el mercado brasileño. Los altos precios en maíz y trigo en Brasil van a continuar, eso incentivó a los a productores que a pesar del riesgo puedan apostar al maíz.

¿Después de muchos años se tiene un costo elevado en el mercado y no va a la par con la producción? Precio alto en el mercado y merma en la producción nacional.

Sí lastimosamente, pero eso lleva a que compense en parte el ingreso de divisas al país. Se va exportar menos, pero con mayor valor, lo que ayuda a la economía del país. De vuelta se espera que el sector agropecuario sea el salvador de la economía como sucedió el año pasado.

¿Cuál es la perspectiva del país en el área de la producción?

Estamos preocupados por la navegación, eso va retrasar la salida de la producción y el ingreso de fertilizantes e insumos agrícolas que se necesitan para la cosecha de productos de invierno como el trigo, canola y otros. Se están realizando todas las acciones con las autoridades competentes, por ende, esperamos poder paliar en parte esta dificultad. Hay algún temor en la producción de trigo porque no hay semillas suficientes, por ende, podría de vuelta disminuir el área de siembra, pero es muy prematuro aún para avizorar que sucedería en el segundo semestre. La ventaja que tenemos es que Brasil compre muchos productos de Paraguay, pero eso lleva que tengamos que agilizar la logística terrestre. Normalmente pasan 850 camiones por día, a veces si se incrementa el número de camiones que pasan por día, también colapsan las fronteras como ocurre con Brasil. Se espera que Brasil tenga una demanda muy fuerte no solamente de soja sino de maíz y de trigo, con precios altos, que viene a ser como motivación para los productores del país.