Distribuyen semillas de crotalaria para combatir el dengue

La Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS) en convenio con la empresa INPASA del Paraguay S.A., ubicada en Nueva Esperanza, se encuentra abocada a la campaña de distribución de semillas de crotalaria, con el propósito de impulsar su plantación para mitigar la proliferación del Aedes aegypti, mosquito transmisor del dengue.

Esta leguminosa de verano cumple un rol muy importante en el control biológico del Aedes aegypti; mosquito transmisor del dengue, su efecto está comprobado científicamente.

El Sr. Neivo Fritzen; vicepresidente de APS, expresó que a través de la Asociación se está distribuyendo semillas de crotalaria en distintos puntos comerciales de la zona. “Años anteriores distribuimos en las escuelas, pero este año no se pudo por la pandemia, por lo que ahora buscamos otra forma de hacer llegar la semilla a la mayor cantidad de familias”, aclaró.

Los directivos de INPASA asumieron el compromiso de entregar a cada uno de los 400 funcionarios, un sobre de semillas de crotalaria, además de orientarles a que planten en su casa, patio, vereda, huerta o jardín, comentó.

 “Si se necesitan más semillas, tenemos más, también en los comercios tenemos distribuidos alrededor de 1000 sobres de semillas de crotalaria. El sobre contiene 1 cuchara que sería aproximadamente 20 semillas, suficiente cantidad si se planta en cada casa”, añadió.

Fritzen destacó que la crotalaria es una planta que crece y se desarrolla durante el año, de preferencia en primavera- verano, no requiere de grandes superficies, se puede plantar en espacios públicos, veredas de casa, calzada, quintales, huertas, y además puede utilizarse en forma ornamental para hermosear los espacios o ambientes.

Señaló que no requiere mayores cuidados, ya que la crotalaria es una planta bastante rústica, también es utilizada en la chacra en los cultivos como abono verde, tiene un efecto específico de control de nematodos y provee nitrógeno al suelo.

“La crotalaria es una planta que según estudios realizados y comprobados en Rio Grande Do Sul; Brasil, tiene un efecto biológico sobre el mosquito transmisor de dengue, indirectamente. Por sus flores, atrae a la libélula o alguacil, un insecto que a la vez se alimenta de mosquito y de sus larvas, específicamente de dengue. Entonces, ahí ocurre el control biológico, al crear las condiciones y atraer el insecto “libélula” que come las larvas del mosquito transmisor del dengue”, explicó.

Por otra parte, Fritzen remarcó la importancia de mantener el cultivo de crotalaria y no dejar que termine el ciclo, por lo que recomendó a la gente “a las primeras chauchas que tengan ya semillas viables-secas, guarden para la siguiente primavera y no dejen terminar el ciclo, es importante seguir plantando cada año, inclusive dos a tres etapas por año, sería lo recomendable para no cortar el ciclo. Con dos a tres plantas por casa sería suficiente para darle un gran efecto, un buen control sobre el mosquito del dengue”.

Sostuvo además que la campaña de la APS es para la población en general, ya que se trata de un beneficio que desean llegue a toda la gente, considerando que el dengue es una enfermedad urbana, un problema que afecta a todos. “Y si podemos contribuir desde la Asociación queremos hacerlo”, enfatizó.

Finalmente mencionó que la idea es repetir la iniciativa de acuerdo al resultado de esta campaña y con la posibilidad de expandirse a otras regiones claves. “Hace unos años atrás ya realizamos una campaña similar y tuvo un gran efecto, logramos la reducción del 90% de incidencia de dengue, si eso vuelve a repetirse vamos a ampliar hacia los centros urbanos más grandes del país, como ser Ciudad  del Este y Hernandarias, en alianza con otras entidades”, manifestó el directivo de la APS.