Conyza

Esta maleza empezó a ingresar a partir de 2006 en nuestro país, principalmente en la frontera con Brasil, sumándose así al problema de la digitaria. Son diferentes especies no especificadas, algunos hablan de conyza canadensis, otros sumatrensis (rama negra) e incluso conyza bonariensis.

También presenta problemas de control con glifosato… sobre todo si se deja parcelas en barbecho durante el invierno, porque la época en que emerge esta maleza en el campo es desde junio.         

En la desecación, cuando la conyza llega a un punto de 25 a 30 centímetros se dificulta el control con el glifosato, incluso con la mezcla con otros productos. Para esto, empezó a usarse con éxito el glifosato más un herbicida hormonal, como el 2,4D y el Dicamba.

Para desecación, se hace la mezcla y la primera aplicación para una maleza de 25 a 30 centímetros de altura. Luego de 10 días, se recomienda la aplicación de otro herbicida de acción total, que puede ser el Paraquat (herbicida de contacto), aproximadamente en una dosis de 2 litros por hectárea.

A esta desecación se la llama “doble golpe”. Consiste en una aplicación secuencial glifosato + hormonal, seguido de Paraquat 10 días después.  Evaluando este método, el resultado es de un 90 % de efectividad en el control de la conyza, pero se debe tener muy en cuenta la etapa fenológica y no llegar a plantas muy grandes de la maleza. 

El manejo de las parcelas en invierno es muy importante para tener un control de las malezas resistentes, como la Digitaria y la Conyza. El productor que hace trigo va a tener una ventaja importante en el manejo de estas malezas en el cultivo siguiente (sea soja o maíz), al contar con una cobertura total de la superficie del suelo. Además, al cultivo de trigo se le aplica Metsulfuron para control de hojas anchas y éste tiene buena residualidad en el suelo (90 días aproximadamente), lo que ayuda a evitar la germinación en emergencia de Mbu´y.