Científicos afirman que la agricultura orgánica requiere de la biotecnología para ser sostenible

Un equipo internacional de investigadores, entre los que se encuentran científicos de la Wageningen University & Research (WUR) publicaron un estudio donde detallan necesidad de introducir la biotecnología en los cultivos orgánicos para mejorar el rendimiento de las plantas y así evitar utilizare mayor cantidad de área productiva para el requerimiento actual de alimentos de la población. La agricultura orgánica, para tener la misma producción que un cultivo biotecnológico se necesita mayor área.

El artículo, que fue realizado por un equipo de investigación que incluye a científicos de Alemania, Suecia, los Países Bajos y Estados Unidos fue publicado en Trends in Plant Science y tiene por objetivo solicitar el uso de productos derivados de la biotecnología (como la edición de genes) en la agricultura orgánica.  La combinación de ambos enfoques podría generar importantes sinergias, sin embargo, la agricultura orgánica por sí sola reduce los objetivos de sostenibilidad y no cumple con los lineamientos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por la necesidad de utilización de mayor área para producir.

La agricultura ecológica puede tener un efecto beneficioso para la protección del ambiente y la biodiversidad a nivel local. Sin embargo, en comparación con cultivos biotecnológicos, la agricultura ecológica también ofrece menores rendimientos. En consecuencia, se necesita más tierra para producir la misma cantidad de alimentos de alta calidad, pero la conversión de tierras naturales en tierras agrícolas es uno de los mayores impulsores del cambio climático global y de la pérdida de biodiversidad.

«La demanda mundial de alimentos de alta calidad aumenta. Por lo tanto, un aumento de la agricultura ecológica  puede dar lugar a una expansión de las tierras agrícolas, lo que podría dar lugar a costos ambientales que superen cualquier beneficio ambiental»

Aseguró el coautor del Justus Wesseler, profesor de Economía Agrícola y Política Rural en la WUR.

A los científicos les preocupa el aumento previsto de la producción ecológica en la Unión Europea, lo que puede dar lugar a sistemas alimentarios menos sostenibles y la necesidad de aumentar el área de producción a otros países de modo a cumplir con la demanda de alimentos de la población.

Richard Visser, profesor de Mejoramiento Genético en WUR detalló los beneficios de combinar a la biotecnología con la agricultura orgánica. «La edición de genes ofrece oportunidades únicas para hacer la producción de alimentos más sostenible y para mejorar aún más la calidad, pero también la seguridad, de los alimentos, especialmente en aquellos cultivos que son de polinización cruzada y/o de propagación vegetativa. Con la ayuda de estas nuevas herramientas moleculares, se pueden desarrollar plantas más robustas que proporcionen altos rendimientos para una nutrición de alta calidad, incluso con menos fertilizantes», afirmó.

Cobre en la agricultura ecológica

Además, el equipo científico internacional explicó que la edición de genes se puede utilizar para desarrollar plantas resistentes a hongos que prosperan en la agricultura ecológica y de esta forma no requerir aplicar pesticidas a base de cobre y explicaron que el cobre es especialmente tóxico para el suelo y los organismos acuáticos, pero su uso para controlar los hongos está permitido y difundido en la agricultura ecológica debido a la falta de alternativas no químicas hasta la fecha.

Fuente: ChileBio – INBIO