Charla Técnica sobre Desarrollo Agronómico del Cultivo de Sésamo Parte 1

“Una alternativa para el Chaco Paraguayo”, para el desarrollo y crecimiento

El cultivo de sésamo es uno de los principales rubros de renta del Chaco, por eso el avance tecnológico es de suma importancia para garantizar una producción eficiente en la región. Este aspecto fue analizado en un webinar, una actividad que fue encabezada por la Fundación IDEAGRO, para brindar investigación y desarrollo en los próximos años para la región del Chaco. Con el respaldo de las principales cooperativas chaqueñas y otras instituciones.

Cabe destacar, que el rubro del sésamo creció en cantidad de hectáreas cultivadas en los últimos años. Esto indica la gran proyección para la región occidental del país. Es un cultivo relativamente corto que va desde los 90 a 115 días, en algunos casos llega a 120 días. Es un rubro de baja inversión y costo, y es un producto de exportación  muy requerido por varios países que lo consume a nivel mundial.

Es una opción rentable y una alternativa para el Chaco paraguayo, porque es un producto fácil de generar, haciendo un buen manejo del cultivo, controlando las plagas y las enfermedades, requiere de poca agua para finalizar y generar un buen rendimiento.

Por estas características, se adapta bien a la región chaqueña. Es un rubro que responde bastante bien a la fertilidad de los suelos del país y también realizando algunos trabajos se pueden elevar la fertilidad para mejorar la producción.

Etapas de crecimiento

Dependiendo de la variedad de sésamo que se cultive, el ciclo de la planta tiene aproximadamente 130 días. Comienza como plántulas, empezando a producir una planta tupida en la etapa vegetativa. Esta etapa es una de las más cruciales, ya que se busca que las plantas tengan la menor cantidad de competencia para asegurar una buena base para el resto del periodo.

A medida que se llega a la etapa reproductiva, las flores comenzarán a producir una cápsula, la planta comienza a madurar y las cápsulas comienzan a llenarse de semillas. A inicios del proceso de secado, las cápsulas terminarán de llenar las semillas y envejecer. Es posible que se tenga la opción de usar un desecante para terminar el cultivo antes, sino esperar a que se congele para matar las plantas.

EQUIPO DE SIEMBRA

El Sésamo  se puede sembrar exitosamente con diversas variedades de sembradoras  con mínimos ajustes.

  1. Control de profundidad, se debe mantener  precisamente. Sembradoras que no tienen control de profundidad  de 1 cm. No trabajan adecuadamente.
  2. Velocidad de calibración de siembra. La sembradora necesita ajustes para granos pequeños. La velocidad  de siembra es 0.45-2.5 Kg./ha., dependiendo de las condiciones en el campo y el ancho del surco. En una sembradora de vacuum, los platos de siembra deben tener un agujero de 1.5 mm por los menos.
  3. El propio foso del grano se debe cerrar con un buen grano a tierra contacto que es crítico para el grano pequeño.

“En el pasado hemos utilizado equipos variados, en sésamo una de la recomendaciones más importantes es que se adapte bien la sembradora principalmente alrededor de su medidor de semillas. Hemos utilizado varios discos de siembra diferentes, pero estamos recomendando los platos de canola o de remolacha azuquera pequeños. En estos casos se recomienda unas martinetas para ayudar que las semillas se separen del disco”; destacó Ing. Joe Guzmán de la empresa EQUINOM.

EQUIPO DE SIEMBRA CALIBRACIÓN

Se debe calibrar  la sembradora antes de llegar al campo. La calibración es 0.45-2.5 kg./ha., dependiendo que ancho es el surco. Se debe verificar la calibración cuando  se empieza a sembrar y hacer ajustes mínimos.

Además, usar pequeños sugar-beet/Canola, los discos trabajan lo mejor en las sembradoras de vacuum. Los discos se deben apretar para que no se escapen las semillas. Se deben buscar las semillas escapadas y cerrar el surco.

La profundidad de siembra se establece y se verifica cuando se está comenzando la siembra. Verificarlo de vez en cuando por el campo. Se debe mantener la velocidad del tractor a 5-7 km./h, velocidades  más rápidas producirán daños y no se podrá mantener la calibración.       

Profundidad de siembra

Colocando la semilla en humedad, la recomendación de fondo es 4 cm en tierra húmeda. Si se necesita sembrar más profundo, 5 cm es el máximo. Además, requiere una correcta y exacta colocación de las semillas con buen contacto de tierra, para mantener buena germinación y semilleros constantes.

El foso se debe tapar con tierra seca, ayuda a conservar la humedad alrededor de la semilla y es más fácil para la salida.

“Es muy importante colocar las semillas correctamente, será la base para una temporada próspera y es el paso más importante del proceso. Solo hay algunas cosas que podemos controlar durante el proceso. La profundidad de la semilla es una de ellas. Queremos asegurarnos de que la sembradora está bien colocada y para las condiciones del suelo adecuados, asegurarnos de observar por unidad y qué tan rápido se mueve.

La ubicación profunda de la semilla, es vital para una buena germinación y emergencia. En el caso de qué nos preguntamos, con la variedad de semillas, lo bueno es profundizar. Nuestras variedades tienen muy buenas condiciones para emerger de profundidades más profundas”; dijo el técnico.

“Demasiada veces vimos que las semillas se secan, esto es debido a la siembra poco profunda. Ahora esto es circunstancial y todos toman la experiencia negativa como una guía para el cultivo correcto y con el método que les funciona mejor”; recalcó Guzmán.

EL CAMPO Y CLIMA

La temperatura  del suelo. La temperatura de la profundidad de plantación se mantiene a por lo menos de 21 ⁰C, frentes fríos  y bajadas de temperaturas del suelo retrasarán la germinación.

Humedad del suelo. Las semillas deben de tener buena humedad del suelo en la profundidad de plantación por lo menos de 72 horas. El perfil debe estar lleno de humedad.

Pronóstico de clima y lluvia. Posponer  siembra si la previsión espera lluvias durante la siembra o días después de más de 10mm de lluvias o condiciones muy calientes y vientos fuertes.

Además, no se recomienda sembrar en suelo seco y esperar una lluvia, el sésamo no puede surgir la corteza.

“El sésamo crece con climas más cálidos, sugerimos 21 ⁰C para comenzar a plantar el sésamo. Es esencial no plantar demasiado temprano porque se corre el riesgo de sufrir lesiones por frío o enfermedades tempranas de las plántulas.

Llevar un termómetro de suelo es una herramienta valiosa para comprender la temperatura de suelo durante todo el día. Hay que asegurarse de colocar el termómetro en el suelo semillero para tener una lectura precisa.

No tiene sentido colocarlo en la zanja sino se puede obtener una buena lectura del campo que se ha plantado. Es importante mirar el pronóstico para darle una oportunidad a todas las plántulas de una gran germinación”; manifestó Joe Guzmán.

Un aguacero puede causar estragos en los cultivos, si no se cumplen todos los requisitos recomendados por los técnicos de producción de sésamo.