LOADING...

 12 restricciones que pueden dificultar los objetivos de tu empresa
noviembre 24, 2022

12 restricciones que pueden dificultar los objetivos de tu empresa

400 años de idas y vueltas, muchas muertes y enormes inversiones de tiempo y dinero, llevó TERMINAR con la restricción geográfica que imponía tener que ir hasta el Cabo de Hornos, para conectar los Océanos Pacífico y Atlántico… ¡hasta que en 1914 se inauguró el Canal de Panamá!

La historia también nos da ejemplos de CONSTRUIR restricciones: ¿no lo fue acaso el Muro de Berlín, levantado en 1961, como un obstáculo para que los habitantes de Berlín Oriental, gobernado por la URSS, no migrasen a Berlín Occidental, gobernado por EEUU-Gran Bretaña-Francia?

Restricciones.

Toda empresa tiene las suyas. Una restricción es algo que impide a la empresa progresar hacia algún objetivo deseado, o mejorar su desempeño debido a ella. Podemos pensarla como un “cuello de botella” (que reduce el paso) o un “obstáculo” (que impide el paso). Y podría estar en cualquier punto de la cadena de valor de la empresa.

Suele sostenerse que siempre hay una restricción mayor, la cual, una vez “despejada”, dará lugar a otra restricción, que ahora pasará a ser la mayor.

La planificación estratégica en la empresa, debería buscarlas, encontrarlas, y decidir cómo atacarlas: eliminarlas, mitigarlas o circunvalarlas. ¿O la empresa se va a resignar a convivir con ellas?

¿Dónde están?

Algunas son internas, otras externas. Las hay de tipo “físico”, pero hay otras que existen, aunque no las veamos. Repasar las principales, debería ayudarnos a reconocerlas más rápidamente; te invito a empezar con las más evidentes, con algunos ejemplos…

1| Capacidad instalada de producción: límite a la cantidad que se puede producir, que podrá ser mitigada con horas extras, turnos adicionales, mejoras de productividad… pero el límite estará ahí.

2| Materias primas: cuando hay menor provisión a la esperada, sea porque son importadas (logística / regulaciones) o porque sólo se producen en temporada, o cuando la producción depende de factores externos (clima, por ejemplo).

3| Espacio físico: sea para almacenar productos terminados en una fábrica, o la cantidad de servicios simultáneos que pueden prestarse (un hotel, por ejemplo), o los m2 de showroom que pueda tener un comercio, o incluso los m2 disponibles para las personas que trabajan en esa empresa (¡mitigable con modalidad de trabajo remoto!). Todas impactan el potencial crecimiento de la empresa. ¿Recordamos la velocidad a la que China construía hospitales en el inicio de la pandemia Covid-19?

4| Recursos humanos: desde la cantidad, su experiencia / conocimiento / capacitación (¡preguntémosle sino a las empresas que necesitan profesionales para desarrollo de software, a ver qué nos dicen!), hasta la existencia de “paros” laborales (recordemos en Argentina, en setiembre 2022, el caso de las fábricas de neumáticos), o incluso la propia “gran renuncia” de la que venimos escuchando estos últimos meses podría tener un efecto en este sentido. Los recursos humanos podrían determinar la cantidad / calidad / eficiencia de los servicios prestados, los horarios de atención a clientes y otras variables.

5| Logística: desde las vías de transporte disponibles (automotor, ferroviario, fluvial, marítimo, aéreo); sus estados de conservación; la cantidad de transportes disponibles; los tiempos requeridos en cruces internacionales. Recordemos, por ejemplo, la “crisis de los contenedores” que empezó en 2021 (originada en parte por la restricción en la cantidad de recursos humanos, y causante, a su vez, de restricciones en el flujo de productos y materias primeras).

6| Capital de trabajo: sea una simple “restricción presupuestaria” para realizar un gasto determinado, a la falta de $ para realizar una inversión, o el capital disponible para comprar mercaderías que determinará la cantidad límite que se podrá luego vender (un caso típico es el del agronegocio, que vende los insumos con crédito a cosecha, o de rubros que compran inventarios con anticipación para venderlos luego estacionalmente, como los importadores de productos navideños).

“Una organización solo puede ser tan ágil, como su división menos ágil” – Evan Lwyboum (Fundador & CEO del Business Agility Institute)

7| Estructura organizacional; hace unos años, interactué con una empresa que confiaba las VENTAS al propio equipo de Operaciones; vendían lo que los clientes pedían y de acuerdo a lo que podía producir; no había un foco en prospectar nuevos clientes, potenciar ventas. La propia estructura “restringía” las ventas. El equipo de Operaciones no se autopercibía como una restricción: es más, ellos hacían un esfuerzo significativo para atender a los clientes, para entregarles todo lo que ellos producían, al ritmo que podía producir.

8| Producto o servicio: el propio producto puede convertirse en una restricción. Recordemos, por ejemplo, el caso del transporte personal Segway, esa especie de patineta con dos ruedas, que se auto-balanceaba, funcionaba con una batería, y permitía trasladarse sin mucho esfuerzo, lanzado en 2001. Si bien fue considerado una idea muy innovadora, su tamaño era inconveniente para andar por las calles y veredas, dejarlo en una oficina, guardarlo en casa, ¡y era pesado! La tecnología requerida, además, no permitía darle un precio accesible. Nunca llegó a explotar comercialmente y, en 2020, fue definitivamente discontinuado.

9| Clima laboral: ambientes laborales con cultura de tipo “coercitiva” / “autoritaria”, restringen el compartir conocimiento, opiniones, e ideas entre los colaboradores, quienes quedan limitados a realizar lo que les es solicitado y no sienten seguridad para arriesgar con algo diferente. ¡Esto todavía sucede en 2022! ¡El cuello de botella mayor está en la caja de “ideas del jefe”, que no deja fluir la inteligencia colectiva del equipo! ¡Menos innovación!

10| Mercado: pueden presentarse una variedad de situaciones…

  • Empresas monopólicas y oligopólicas, verán esa restricción más claramente;
  • Mercados pequeños son per se una restricción;
  • Introducir una nueva categoría o producto, puede llevar un tiempo (Netflix, fundada en 1997, logró 1 millón de suscriptores en 2003; en 2007 lanzó su servicio de streaming, que le permitió crecer a 20 millones de suscriptores en 2010, y de ahí expandirse a casi todo el globo en los últimos años… y el resto es historia más conocida);
  • La competencia puede volverse una restricción al crecimiento (¡pensemos otra vez en Netflix, y en su caída de suscriptores de estos últimos meses!);
  • Cambio en el comportamiento de los consumidores (¡automovilistas que deciden pasarse a vehículos eléctricos!).
  • Productos y servicios que son de temporada, y hay una cantidad limitada de días en los que hacer ventas (pensemos, por ejemplo, en el agronegocio, o hoteles en destinos turísticos, o en negocios que tienen sus ventas concentradas en determinados días del mes).

11| Leyes y regulaciones: ¡otra gran causa de restricciones!; ¿cómo responderá Apple a las nuevas regulaciones de la Unión Europea para unificar los modelos de cargadores y que restringen su decisión tecnológica / comercial? Siguiendo con el caso del Segway, algunas ciudades grandes llegaron a prohibir el uso por el peligro que representaba en las calles, restringiendo ventas. Relacionado a la logística, los países suelen establecer límites al peso de la carga de los camiones que transitan en sus rutas. Infinidad de ejemplos.

12| Gobierno de la empresa: cuando el gobierno de una empresa se concentra en una o pocas manos, se generan restricciones que van desde la mismísima visión (mas acotada), acceso a información (nadie puede saber todo), lentitud y cuello de botella en decisiones.

Un gran-gran ejemplo que trae la historia es el del Imperio Romano: tanto se había expandido territorialmente, que en 285 dc, su Emperador Diocleciano decidió dividirlo en dos, uno Occidental y otro Oriental, cada uno con un Emperador, que focalice en los problemas de cada uno, que eran muy diferentes (invasiones bárbaras en Occidente y conflictos religiosos en Oriente). Sin embargo, Emperadores subsiguientes volvieron a unificar el Imperio… y tras idas y vueltas, en 476 finalmente cae Roma. Los historiadores identifican varias causas, pero coinciden en que la principal fue su “grandeza inmoderada”. “Como un gigante cuyas piernas se atrofian después de años de sedentarismo, Roma colapsó sobre su propio peso”, relata el historiador Trajano Leme Filho. ¿Tiene un gobierno adecuado tu empresa?

¿Estás trabajando con algún otro tipo de restricción? ¡Me encantaría escuchar tu historia!

Y si tuvieras ganas de leer sobre por qué gerenciar las restricciones es estratégico, y cómo hacerlo (eliminarlas, mitigarlas, circunvalarlas), te invito a leer mi artículo publicado en la edición anterior: “¿Cuáles restricciones hay actualmente en tu empresa?”.

¡No juegues el juego de las restricciones! ¡Juega el de la estrategia!

Facebook Comentarios
Prev Post

Se aproxima la 26ª Edición…

post-bars