Biología del Suelo: procesos que fortalecen el crecimiento de las plantas

Generalmente los procesos que acontecen en el suelo, están hechos por los organismos que lo habitan. Cabe destacar, un ejemplo es la descomposición, que viene a ser como la contraparte de la fotosíntesis. Es uno de los procesos más importantes y necesarios del ecosistema.

En este paso, parte de la materia orgánica muerta se mineraliza y libera los nutrientes (nitratos, amonios, fosfatos). Es para que las plantas los puedan absorber y la otra parte se humifica.  Es decir se estabiliza, se secuestra carbono y se forma humus, de color obscuro que huele a tierra negra.  Estos dos procesos, los encargados son los organismos descomponedores como los hongos y las bacterias, que tienen la capacidad enzimática para mineralizar y humificar la materia orgánica, junto con los protozoarios y los nematodos. Algunos animales participan, fraccionando la materia como los ácaros, los milpiés y muchos más… Es importante mencionar, que para activar estos procesos, las raíces de las plantas producen exudados azucarados que estimulan la actividad microbiana, que a su vez aporta minerales a las plantas para su desarrollo. De manera similar, las lombrices de tierra  producen mucos intestinales o cutáneos que benefician la actividad microbiana