Agricultores esperan reactivar la economía en 2021 pese a la crisis y la sequía

La humanidad se caracterizó siempre por la ferviente esperanza, aún en tiempos difíciles y de incertidumbre; esto se ve reflejado en este inicio de siembra de soja 2020-2021, que tuvo su lanzamiento oficial el pasado martes 22 de septiembre, y donde los agricultores manifestaron que tienen dificultades para sembrar debido a la sequía, pero están optimistas por lograr una buena producción que ayude a levantar de la crisis al país.

“Este año se presenta nuevamente un estrés hídrico grave que impide arrancar la siembra, necesitamos mucha humedad. A pesar de este inconveniente estamos con expectativas altas de lograr una producción agrícola que levante la economía del país luego de esta pandemia”, manifestó Cristi Zorrilla, presidente de la Coordinadora Agrícola del Paraguay, filial Caaguazú.

Por su parte, Lauro Fischer, técnico agrícola de Itapúa, dijo que los agricultores de la zona apuestan a la soja más que nunca, ya que tuvieron poco éxito con el trigo. “Por aquí hubo más lluvias que en otros departamentos y algunos agricultores ya están sembrando con esperanzas de recuperarse luego del gran golpe que tuvieron con la pérdida del trigo por helada”.

Mirada sobre la situación internacional

El ingeniero Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción, opinó que el consumo de commodities irá subiendo cada vez más conforme avanzan las cosas. “El dinamismo comercial desaceleró en su momento (cuando iniciaba el pico de Covid-19) y esperamos no volver a esos escenarios de nuevo, ya que ahora hay más experiencia en el manejo de la pandemia. Creemos que la demanda será sostenida porque la gente tiene que seguir alimentándose. El mundo va a requerir más alimentos y somos nosotros los que tenemos las condiciones de proveer. Paraguay es uno de los 10 mayores exportadores de soja y carne”, explicó.

¿Cómo ayuda el Gobierno al sector?

Cristaldo explicó también que parte de las políticas que se exigieron con respecto al financiamiento agrícola se implementaron, y que, mediante esto, la gran mayoría de los agricultores está en condiciones para sembrar. Por otro lado, destacó también el trabajo que está haciendo el Gobierno en conjunto con la Cancillería para activar mercados que están abiertos, pero no estaban operativos; y poner también la mirada en abrir el comercio con China en algún momento. “Compramos por cerca de 4.000 millones de dólares a China y no les vendemos casi nada”, remató.

“Lo que seguimos exigiendo al Gobierno es la seguridad jurídica. Es importante darles garantías a los trabajadores de que van a estar respaldados por las leyes y las instituciones correspondientes. Y por otro lado, también desburocratizar y agilizar los trámites para agilizar la inversión y recuperar la confianza, que es lo que más necesitamos en estos momentos”, puntualizó el ingeniero.

Finalmente, instó a los agricultores a actuar con prudencia y no sembrar hasta tener buenas lluvias, sea cual sea el rubro que estén cultivando.

Fuente: UGP