Saltar al contenido

Familias campesinas e indígenas contribuyen a mitigar el cambio climático

  • por

El proyecto PROEZA (Pobreza, Reforestación, Energía y Cambio Climático), cuya coordinación nacional está a cargo del Ministerio de Economías y Finanzas (MEF), avanza en el acompañamiento a las familias campesinas e indígenas participantes, a través de una estrategia integrada de desarrollo sostenible, combinando objetivos de reducción de pobreza, reforestación, energía renovable y cambio climático.

La iniciativa contempla la implementación de sistemas agroforestales y cocinas energéticamente eficientes, con participantes del Programa Tekoporã, del Ministerio de Desarrollo Social (MDS), en comunidades campesinas e indígenas.

El Componente I “Plantando para el futuro” del proyecto ofrece 6 modelos agroforestales a elección de los participantes, dos de ellos incorporan el cultivo de yerba mate como medio de generación de ingresos y captura de carbono a la vez. Junto con las plantaciones, se brinda asistencia técnica sobre agroforestería, capacitaciones para acceso a mercados y asesoramiento legal para el mejoramiento de la tenencia de la tierra a las familias.

Hasta diciembre del 2023, 919 familias vulnerables cuentan con la implementación de modelos agroforestales en sus fincas, en los distritos de Capiibary, General Resquín, San Vicente Pancholo, Tacuatí, y Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro y en Curuguaty, departamento de Canindeyú, alcanzando un total de 757 hectáreas de plantaciones.

En ese contexto, las familias beneficiarias reciben asistencia financiera, a través del pago de incentivos ambientales vinculados a la implementación exitosa de los modelos agroforestales. En la actualidad, un total de 50 familias campesinas participantes, de los distritos de Capiibary, General Resquín y San Vicente Pancholo, recibieron el primer desembolso de las Transferencias Monetarias Condicionadas Ambientales (TMCA), correspondiente al primer año de implementación del Modelo 3: Regeneración de Bosque Nativo.

Los sistemas agroforestales contemplados en el proyecto ofrecen ventajas a la agricultura campesina e indígena, a través de prácticas de plantación que combinan árboles, arbustos o frutales con cultivos agrícolas o ganadería, de forma ordenada, para aumentar la producción de la finca a la vez de reforestar. A la vez, generan los medios necesarios para la producción adecuada de alimentos para el autoconsumo, permitiendo que las familias dispongan de alimentos para satisfacer las necesidades alimentarias en variedad y calidad.

Las familias participantes han complementado sus plantaciones con rubros de autoconsumo, principalmente mandioca, maíz, poroto, sandía, sésamo, batata, zapallo y piña, contribuyendo de esta manera a la seguridad alimentaria de las mismas.

Con respecto al trabajo con comunidades indígenas, en el 2023 se llevó a cabo el proceso de Consulta y Consentimiento, Libre, Previo e Informado (CCLPI) en 168 comunidades indígenas ubicadas en 24 distritos de los departamentos, incluyendo San Pedro, Canindeyú, Caaguazú, Guairá, Caazapá, Itapúa, Alto Paraná y Concepción.

La CCLPI es una condición indispensable y el mecanismo por el cual el Estado paraguayo interactúa con los Pueblos Indígenas y se constituye en un proceso de diálogo constante, conforme a los derechos reconocidos a nivel internacional y nacional aprobado por Paraguay, según Ley N° 234/93 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, y reglamentado por el Decreto N° 1039/2018 “Protocolo para el proceso de consulta y consentimiento libre, previo e informado con los pueblos indígenas que habitan en el Paraguay”.

Durante el 2023, el equipo de PROEZA con el acompañamiento del equipo técnico MDS, ha logrado alcanzar a 3.459 familias campesinas e indígenas, potenciales participantes identificados a partir de la aplicación de la Ficha del participante en los departamentos de Caaguazú, Canindeyú, Alto Paraná, Itapúa y Caazapá.

A través del Componente II «Paisajes sostenibles y mercados responsables», PROEZA promueve la instalación de plantaciones de alto rendimiento, combinadas con bosques naturales, mediante recursos financieros, los cuales serán canalizados por la AFD, a través de los aliados del sistema bancario nacional, implementando el producto PROFORESTAL. El área total prevista a reforestar con los préstamos concesionales es de 24.000 hectáreas, los cuales deben incluir al menos 20% de bosques nativos de reserva en corredores de biodiversidad y bosques protectores de cauces hídricos.

PROEZA es en la actualidad uno de los esfuerzos oficiales que realiza Paraguay para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, mitigar y mejorar la capacidad de adaptación a los impactos del cambio climático en comunidades rurales, dando cumplimiento a los acuerdos de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

La Coordinación Nacional (CN) de PROEZA está a cargo del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y la ejecución se realiza a través de una gobernanza integrada por las siguientes instituciones: Ministerio de Desarrollo Social (MDS), Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Viceministerio de Minas y Energías (VMME) del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Instituto Paraguayo del Indígena (INDI), Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Instituto Forestal Nacional (INFONA) y la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), cuenta con la asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el financiamiento del Fondo Verde del Clima (FVC).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *