Saltar al contenido

LEY DE FOMENTO Y PROTECCION DE LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES DE YERBA MATE – Ilex paraguariensis

CRITICA OBJETIVA A LA LEY

Por: Ronaldo Dietze, Rector de la USC

El presente estudio tiene como objetivo la de demostrar los garrafales errores que se pueden cometer al diseñar leyes con la finalidad de satisfacer interés personales y grupales de orden político, populista y de elevado contenido engañoso, demagógico inconstitucionalidades y que antes de resolver algún problema a favor del pequeño productor yerbatero acelera su desaparición como tal.
Una vez por todo, es necesario que nuestro país mantenga y respete su exitoso modelo de economía de mercado. Toda intervención artificial fuera de las leyes naturales de la oferta y demanda son perjudiciales. El precio del producto lo fije el mercado y no las intervenciones artificiales demagógicas y populistas que más temprano o tarde, crea perjudiciales jurisprudencias de las cuales ya es difícil salir. Esta mal lograda ley debe ser vetada por el ejecutivo incluso a ojos cerrados.
Los costos lo determinan los productores y las empresas y estos dependen de su eficacia, eficiencia operativa, su productividad y su economía de escala y jamás podrán ser resueltos por con una ley intervencionista.

Si se quiere verdaderamente ayudar al pequeño productor, el camino es su incremento de productividad, el fortalecimiento de sus organizaciones incluyendo su cooperativización, y el incremento de su capacidad de negociación para una venta más exitosa de su esfuerzo productivos final, el control efectivo del contrabando, etc. Todo esto se logra sin ninguna ley y es una cuestión de gestión y poner en marcha los mecanismos institucionales hoy existentes en el país para lograr el éxito.

I. INTRODUCCION
Por una concepción equivocada, por desconocimientos o simplemente movido por un populismo demagógico sin fundamentaciones serias, obedeciendo tal vez a intereses políticos personales o grupales se logró vender la idea a los parlamentarios de aprobar una ley intervencionista en el mercado, que por un lado no soluciona y no podrá jamás solucionar la problemática del pequeño agricultor y mucho menos incrementar o sostener sus ingresos.
Esta ley sin duda tendrá efectos nocivos de magnitudes que pueden motivar a la desaparición de los pequeños y medianos productores como productores de yerba.
Al analizar los orígenes de esa idea de proyecto, su fundamentación y su exposición de motivo no es difícil concluir que hay quienes tienen un desmedido interés político, ponerse bien con los pequeños productores con argumentaciones engañosos que tendrán negativas consecuencias en el corto, mediano y largo plazo para los mismos productores a quienes se vende la idea de que la ley les beneficiará.
El presente análisis pretende influir con argumentaciones técnicas para que se logre vetar esta ley tan perjudicial y nocivo para la economía paraguaya, no solo porque esta perjudicial ley atenta cortar las reglas sanas del mercado, sino porque también sirve de jurisprudencia para que otros rubros tengan la misma mala suerte que esta.

II. OBJETIVOS
Analizar en base a criterios técnicos la ley de fomento y protección a los pequeños y medianos productores de yerba mate


III. DESARROLLO DE ARGUMENTACIONES
Paraguay se ha caracterizado positivamente, al contrario de muchos otros países, en mantener un modelo de economía de mercado, lo que puede hasta crear sana envidia de muchos países y así lo manifiestan.
El espíritu de nuestra constitución es bien claro al referirse que en Paraguay impera el modelo de libre mercado.
Por más que podemos reconocer que el mercado no siempre se manifiesta como un comportamiento perfecto, dado que siempre hay y habrá comportamiento con tendencias de crear modelos monopólicos, oligopólicos, monopsonios u otras distorsiones del libre mercado, pero esto sin embargo no puede motivar bajo ninguna circunstancia la intervención artificial, ley mediante, en los costos y en los precios de los productos y de los insumos.
Paraguay cuenta con suficiente y buenas leyes que aseguran la sana competencia entre los agentes económicos que obran en el país, solo es necesario llevarlas a la práctica y no se necesita ninguna otra ley intervencionista en el mercado.
La economía de Paraguay lo construye el sector privado con su esfuerzo y con el riesgo por ello asumido. Es importante que, desde el rol del Estado, incluyendo el estamento político se brinda la máxima atención y cooperación al sector privado y especialmente al productivo que mueve la economía de nuestro país. No hay ninguna necesidad de que la política tenga carácter de subsidios y de intervenciones distorsionadoras del libre mercado, lo cual resulta muy peligroso para el funcionamiento de una economía sana.
El rol del estado con sus tres poderes debe concentrarse más en los tres sectores más vulnerables de la sociedad, la educación, la salud y la infraestructura pública. En estos sectores hay suficiente trabajo que requiere una elevada concentración del sector público (incluyendo el estamento político) en los mismos. Toda actividad dispersada y fuera de estas tres actividades públicas restaría eficiencia y eficacia al compromiso del sector público.
Nunca debe manipularse el precio de los productos y de los insumos, es necesario que la muy conocida y probada ley de oferta y demanda haga su trabajo en un contexto de libre mercado, puesta que ésta se regula a sí mismo en beneficio para todos. Toda manipulación, toda intervención más temprano o más tarde pasa su negativa y nefasta factura a sociedad y al país.


Que va pasar con la ley de FOMENTO Y PROTECCION a los pequeños y medianos productores de yerba mate, sin no se logra el veto del ejecutivo.

  1. Las empresas que están en condiciones de operar bajo el principio de economía de escala privilegiarán su propio cultivo en desmedro a la adquisición de los productos de los pequeños y medianos productores.
  2. Un precio artificial motivado por una ley y no por la sana regla de la oferta y demanda, desmotiva a los productores concentrarse en la búsqueda del incremento de la productividad a través de implementar tecnologías adecuadas y aumento de su densidad productiva. (Esta realidad es muy conocido en el mundo real y me remito también en la obra escrita por GARRET HARDIN,1068,” LA TRAGEDIA DE LOS COMUNES”
  3. El MAG tiene toda la prerrogativa, la estructura legal y los recursos (IPTA, SENAVE, DEAG, INCOOP, etc.) para asistirle a los pequeños productores para que logren el incremento de su productividad y sin una nueva ley.
  4. Una nueva ley es una burocracia adicional que lejos de ayudar frena el desarrollo del pequeño productor
  5. Si queremos verdaderamente ayudarle al pequeño productor hagámoslo difundiendo y transfiriendo tecnología para que aumenta su productividad para lo cual no se necesita ninguna ley.
  6. El incremento del ingreso del pequeño productor (que todos deseamos) se logra a través de dos caminos: a) el precio y b) a productividad
  7. El precio siempre lo determina el mercado, oferta y demanda, y la productividad depende de la tecnología aplicada y la cooperación que puede recibir el productor (y esto sin una nueva ley)
  8. El incremento de la productividad es más sano, auspicioso y sostenible para el pequeño productor que el precio que siempre va a fluctuar en el mercado.
  9. Es necesario que la depresión actual del precio puede verse también como una situación coyuntural motivado por el contrabando que no se logró parar hasta la fecha.
  10. Al ser alta la productividad (kg/ha) del pequeño productor no es necesario concentrarse tanto en el precio
  11. Si queremos ayudarle verdadera y sinceramente al pequeño productor es necesario apuntar a buscar su aumento de productividad y no el precio que en momentos puede ser bajo y en otro más alto.

IV. CONSECUENCIA DE LA LEY EN EL MUNDO REAL
La presente ley no tiene ninguna racionalidad y ningún efecto positivo para el pequeño y mediano productor y solo crea burocracia, es distorsionante del funcionamiento de un mercado sano y transparente, y es riesgoso para el pequeño productor hasta tal punto que puede eliminarlo como jugador productivo en el mercado. Por otro lado, crea peligrosa jurisprudencia para que se apliquen leyes populistas, demagógicas similares en otros rubros con sus negativos efectos.


V. CONCLUSIONES
Se presentó en el presente documento suficiente argumentos para lograr un categórico veto a esta nefasta y populista ley.


VI. RECOMENDACIONES
Antes de aprobar una ley es necesario que se soliciten dictámenes técnicos a las Universidades específicas para cada caso.
Como demostración de la importancia de la productividad y su correlación con la rentabilidad de la yerba mate a nivel primario (hojas verdes) se adjunta a este escrito un estudio también hecho por Dietze Ronaldo, rector de la Universidad San Carlos y presentado en la ocasión del Congreso Internacional de Yerba Mate en el mes de setiembre 2023, desarrollado en Colonias Unidas y organizado por el Centro Yerbatero Paraguayo (Próximas publicaciones).