LT News - шаблон joomla Оригами

Agrotecnología

Agrotecnología

Revista de orientación profesional para una agricultura sustentable

02 Noviembre

Mejor Agro capacita a productores

En el marco de Mejor Agro; Programa desarrollado por la Cooperativa Colonias Unidas con el apoyo de COFCO Internacional y la Fundación Solidaridad Latinoamericana, se viene desarrollando en la central y en diversas sucursales de la entidad una serie de jornadas técnicas  orientadas en primer término a los asociados de la cooperativa y también a productores interesados en conocer más sobre manejo de cultivo, fertilidad de suelo, depósito de agroquímicos y todo lo referente a buenas prácticas para el uso eficiente de correctivos de suelo y fertilizantes.  

                                                   

Orlando Gallas, técnico de Cooperativa Colonias Unidas y coordinador de Mejor Agro, significó que las giras técnicas se realizaron en cuatro sucursales, con diversas temáticas pero siempre enfocados en el manejo de suelo y en la parte ambiental.  Agregó que el programa surge ante las necesidades que se presentan en el campo, principalmente por parte de pequeños y medianos productores. “El objetivo inicial fue trabajar con cien productores, pero por la importancia de los temas decidimos ampliar a todo público, interesados en general sobre la producción agrícola”, aclaró.

Manejo adecuado del suelo según la ley

Con el objetivo de brindar una capacitación integral, sobre el manejo adecuado del suelo, la disposición final y el uso de plaguicidas, se realizó un curso de capacitación en el salón de Agrodinámica, de la Cooperativa Colonias Unidas, en el distrito de Hohenau.

Durante las charlas, se apuntaron a las debilidades que presentan los pequeños y medianos productores del Departamento de Itapúa. Fue con el fin de lograr que ellos comiencen a tener buenas prácticas en el sector agrícola y que cumplan con las leyes vigentes en el país.

 “Siempre decimos que las charlas son para cumplir las normativas. Independientemente queremos mostrarle al productor que el objetivo no siempre es que tienen que dejar de pensar en cumplir porque es una exigencia, sino que tienen que verlo como un beneficio para él. Porque finalmente como vimos nosotros, los aspectos positivos que nos deja tener en orden o en regla son  muchos mayores. Al final existen muchos beneficios en el caso del productor cuando se tiene en forma correcta la disposición de sus productos, antes de la aplicación, después de la aplicación, la disposición final, cómo tiene que tenerlo de manera adecuada. Porque hay gente que lo tiene muy bien, así también gente con la que tenemos que trabajar para mejorar”, manifestó la Ing. Griselda Cardozo, una de las expositoras de la charla del Programa Mejor Agro.

“Nosotros encontramos dentro del proyecto general debilidades y trabajamos en las capacitaciones sobre esas debilidades, y una de ellas en el manejo de suelo, había debilidades en cuanto a conocimientos, necesidad de mayor capacitación, y en la disposición correcta de los plaguicidas en los depósitos también, cómo tiene que estar un depósito para cumplir las normativas, era una de las debilidades que tenían muchos de los productores, porque para este proyecto se trabajó con pequeños productores en su mayoría y medianos algunos”; expresó Cardozo.

Sobre la participación de los productores, la profesional refirió “Creo que deberían asistir más o deben aplicar esto que se está llevando hacia los productores. El saber nunca termina de ocupar un lugar, siempre es importante y siempre se aprende dentro del área de producción”.

También agregó que la presencia de los estudiantes en el curso es muy importante, porque más allá de brindarles herramientas para su etapa de preparación, reciben informaciones que pueden compartir con toda su familia y su entorno donde viven en sus distritos.

Aumento de la productividad

En la actualidad, los productores ya se preocupan más por la fórmula que van a utilizar en el campo y los nutrientes esenciales con el objetivo de elevar la productividad para generar mayores ingresos económicos. Anteriormente, los productores restaban importancia por desconocimiento al factor suelo, para mejorar su producción.

Con el paso del tiempo, esa condición cambió y hoy tienen mayor preocupación en mejorar la calidad y cantidad de su producción en el sector agrícola. Incluso, toman en cuenta la región y la calidad del suelo para iniciar la zafra del cultivo que eligen para la temporada.

“Es importante la capacitación en temas como la parte de nutrición de plantas, corrección de suelo y fertilizantes. Hoy en día tenemos una diversidad muy grande de tecnologías, diferentes tipos. Estamos hablando hasta tecnología satelital, piloto automático, maquinarias con un montón de herramientas que evolucionaron muchísimo, pero si los operarios de esta tecnología no tienen el conocimiento adecuado y oportuno para utilizar esos equipamientos no tiene mucho sentido”, destacó el Ing. Enrique Hahn.

“Todo tipo de capacitación, entrenamiento, debate, entre la gente que está en el campo, la gente que investiga, los técnicos, alumnos, productores, genera un importante intercambio, hace se fortalezca y se pueda implementar realmente tecnología de punta. Lo que queremos y lo que necesita el mundo es aumentar la productividad. Y nosotros acá en Paraguay tenemos esa posibilidad por estar en condiciones aptas de producción, desde latitud, longitud, el clima que es subtropical, y así también tenemos el acuífero en la Región Oriental por si necesitamos agua, tenemos  agua en cantidad y también energía más barata del mundo, encima que no usamos ni el 20% de nuestra energía. Entonces, si leemos Paraguay como productor de alimentos que el mundo tiene una demanda global sumamente importante de alimentos, creemos que los productores paraguayos están en buen camino y tienen mucho futuro, más todavía si se interesan en implementar todo tipo de tecnología”; dijo Hahn.

Sobre el uso eficiente de fertilizantes, requisitos y cómo eso ayuda a mejorar la productividad, el Ingeniero Hahn puntualizó “Cuesta un poco cuando decimos fertilizante y la productividad, cuando hablamos de productividad tenemos que ser conscientes que son diversas las variables que pueden generar mejor o mayor producción. Tenemos la parte del clima principalmente, que si no hay agua, ningún fertilizante puede ser eficiente, eso tiene que estar soludivisado con el agua para que la boca de la planta que es la raíz pueda absorber”.

“Hoy tenemos material genético que se adapta regionalmente a nuestro clima, tenemos híbridos en diferentes especies, que tienen potencial genético muy alto y eso también está muy ligado a nuestros fertilizantes. Si nosotros queremos producir 3.000 kilos de maíz, 5.000, 7.000, 9.000 o 11.000 el uso de fertilizantes va ser diferente. A veces se dice que este híbrido es para 14.000 kilos, le ponemos fertilizante para 3.000, lógicamente no tiene mucho sentido sembrar. Entonces, tiene que ir de la mano, la parte de la nutrición de plantas con una expectativa de productividad, y con un material y potencial que tiene esa planta para poder determinar qué fertilizante, qué fuente y qué dosis, en qué lugar aplicar y en qué momento”, expresó el profesional.

“El suelo es el sostén de todo desarrollo vegetal y si no tenemos los nutrientes que requiere la planta, lógicamente no se va transformar en alta productividad, cualquier material genético que tiene mucho potencial y no encuentra comida, lógicamente que va tener estancamiento. Y ahí hay muchos criterios que hay que conocer y que el productor en los últimos tiempos ha tenido una presión muy grande comercial, hay una diversidad de productos que llegan hoy ligado a la nutrición de plantas que se ofrece. Entonces, la capacitación al productor para que pueda tener una toma de decisión correcta, es sumamente importante, porque el fertilizante a nivel mundial -en promedio todos los estudios científicos que se hacen- ayudan a mejorar la producción en un 35% más. O sea, si se usa fertilizantes se produce 35% más y lógicamente en suelo más pobre, se puede aumentar 100 hasta 200%. Si un maíz en un suelo pobre produce 2.000 kilos si hacemos la corrección y aplicamos lo que haga falta podemos llegar a 6.000, 7.000 y 8.000 de rendimiento. Pero en promedio general se le da un 35% de aumento de productividad con el uso correcto del fertilizante”; enfatizó el Ingeniero Enrique Hahn, durante su charla a los productores en las Colonias Unidas.

“Y los más importante es conocer todo esto para manejar el cultivo, ahí es sumamente importante tenemos millones de alternativas, vemos que hay 60 variables que afectan de forma directa, pero si nosotros no sabemos manejar el cultivo, cuál es el problema y cómo se manifiesta eso, cómo diagnosticar el problema, es difícil tener buena producción. Entonces, tomar decisiones correctas es solamente con conocimiento, es fundamental”, destacó.

En el aspecto de las buenas costumbres agrícolas, el Ingeniero Hahn expresó que el productor “Hoy ya se está preocupando más por todos los nutrientes esenciales que necesita la planta, qué hay en el suelo, qué tiene la parcela, qué hay en el mercado para abastecer esa demanda y colocar si hace falta, hasta los micronutrientes, ya sea por deficiencia de oro, zinc, azufre se está usando muchísimo, potasio en cobertura, calcio, magnesio, el productor cada 5 o 6 cultivos, está haciendo una aplicación de cal y en los últimos 10 años está aumentando mucho el mercado de correctivo de suelo y de fertilizantes, así también como la producción y la expansión agrícola en el Paraguay”.

Según un estudio satelital hecho en el Paraguay hay una posibilidad de cultivar previo estudio del plan de manejo ambiental, hasta 6,5 millones de hectáreas. Hay todavía un potencial interesante de crecimiento para el cultivo de granos. Desde 1995 hasta el 2015, si analizamos el cultivo de soja, el cultivo o la expansión de la soja creció en un 8% promedio y los rendimientos en esos años dieron 2.098 kilos por hectárea, concluyó.

 

La soja subió en esta semana, a contramano del maíz y de la mayoría de los vencimientos en el trigo, aunque siendo correcciones técnicas, suelen durar poco tiempo.

El maíz bajó, por tercera sesión consecutiva, cayendo por encima de medio dólar por tonelada. El tiempo en el cinturón maicero acompaña y la cosecha avanza, con lo que los volúmenes volcados para la venta no hacen otra cosa que crecer, provocando nuevas bajas en los valores.

Subió la soja, cerrando la sesión con muy leves avances. Los productores empiezan a retraerse de hacer negocios en el mercado físico, lo que debería al menos limitar nuevas bajas, en caso de producirse. La falta de noticias de peso lleva a los especuladores a desprenderse de contratos de futuros, mientras tanto, de forma de pasarse a otros activos más atractivos en el corto plazo.

El trigo consiguió terminar la sesión con algún avance, en la posición diciembre, la más cercana en el disponible de EEUU (y referencia para la cebada en el mercado disponible de Uruguay). Los movimientos técnicos estuvieron a la orden y, en resumen, fueron los responsables la oscilación hacia arriba y hacia abajo del cero.

Fuente: Fimix

01 Noviembre

Comunicado de la Unión de Gremios de la Producción

Es necesario erradicar la violencia en el campo

Desde hace un par de meses hemos notado el recrudecimiento de la violencia en el campo. Es la misma violencia ejercida por motivos políticos que ha caracterizado a los grupos que proponen la lucha de clases como base de la acción política. Sin embargo, con la misma base ideológica la violencia hoy se extiende a los pequeños productores.

La Universidad San Carlos Filial Encarnación, realizó una charla técnica el 18 de setiembre en su sede, dirigida especialmente a los estudiantes de las carreras ofrecidas en la institución y al público interesado en general sobre la situación y perspectivas de los principales rubros del Agronegocio y su impacto en la economía paraguaya.

Técnicos sanitarios rusos visitarán de nuevo nuestro país para observar el trabajo del sistema sanitario de las instalaciones de industrias cárnicas locales, anunciaron desde Rusia el presidente del Senacsa, José Carlos Martin, y el titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Denis Lichi, luego de reunirse con Serguey Dankvert e integrantes del organismo del Servicio de Supervisión Veterinaria y Fitosanitaria de la Federación Rusa.

En agosto último había venido también un equipo técnico veterinario de ese país para verificar varios frigoríficos que en ese entonces no contaban con autorización para exportar carne bovina a Rusia.

La reunión fue de suma importancia teniendo en cuenta que Rusia actualmente es uno de los principales mercados de la carne vacuna paraguaya, comentó Martin.

Comentó que de acuerdo a los datos de exportación hasta septiembre que emitió Senacsa, Rusia compró de nuestro país el 46,5% de la carne bovina y el 43,3% de las menudencias, generando el ingreso al país de US$ 365.837.936.

Fuente: ABC

Brasil ha logrado en estos últimos meses mejorar su competitividad luego de la devaluación del Real frente al Dólar. El novillo gordo tiene un valor más bajo frente a Paraguay. Además tiene la posibilidad de vender directo al mercado chino. La industria brasileña por otra parte a logrado vender un volumen importante en Chile. El balance de los exportadores de Brasil en SIAL a sido muy positivo. 

La Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA) ha finalizado su participación dentro de la feria Sial, celebrada en París del 21 al 25 de octubre. En total han sido 22 las empresas avícolas y de carne de cerdo brasileñas que han participado en el stand de esta organización a lo largo de 650 metros cuadrados.

La cifra de negocio generada durante la feria, según ABPA, ha ascendido a cerca de 380 millones de dólares, y se verá consolidada a lo largo del próximo año. Son ventas y nuevos contactos con mercados de Asia, Europa y África. Incluso países de América del Sur cerraron negocios con exportadores brasileños en París. Según la organización fueron cerca de 5.000 importadores y potenciales clientes quienes se interesaron por la carne brasileña.

Desde su stand, ABPA mostraba las cualidades de la carne de pollo y de cerdo de Brasil mediante el chef gaucho Marcelo Bortolon.

“Sial ha generado un excelente flujo de negocios incluso para exportadores de productos que no se embarcan en la Unión Europea, como la carne de cerdo y el huevo”, destaca Francisco Turra, presidente de ABPA.

Fuente: El Agro y Eurocarne

Un gran evento de lanzamiento oficial del innovador fungicida Versatilis® de BASF, tuvo lugar el 13 de setiembre en el Gran Nobile Hotel & Convention de Ciudad del Este, con la presencia de productores, técnicos, gerentes, asesores, distribuidores de la empresa en Paraguay.

Versatilis® es el último fungicida de BASF creado para brindar solución al principal problema del productor en Paraguay; la roya asiática. De acuerdo a datos proveídos, el producto generó en la cosecha 2016/2017 un incremento de productividad de 150 Kg de soja por hectárea en Brasil.

25 Octubre

Manejo de la Roya de la Soja

La roya es una de las principales enfermedades de la soja en el país y en condiciones favorables se producen considerables pérdidas de rendimiento a nivel de campo de hasta 90% en cultivares susceptibles y si no es controlado a tiempo. El primer reporte de P. pachyrhizi en el continente americano fue en Paraguay (Morel, 2001), distribuyéndose luego en áreas de Brasil y Bolivia (Yorinori et al., 2002). Los Síntomas son la aparición de pequeñas pústulas de color castaño claros en el haz de las hojas y en el envés de las hojas, se observan una coloración amarronada y luego va tomando un color marrón rojizo, oscureciéndose esas lesiones a medida que se desarrolla el patógeno; se forma las uredias que después se diseminan a través del viento (figura 1, 2 y 3). Una uredia puede producir hasta 3000 esporas por día en condiciones favorables. Es una enfermedad policíclica lo que dificulta su control por tener varios ciclos de la enfermedad en un mismo ciclo del cultivo.

En una campaña normal se realiza tres aplicaciones y hasta cuatro en safriña. Generalmente las siembras más tardías son más perjudicadas porque la presión de la enfermedad inicia en el mes de diciembre. En la campaña 2015/2016 se han registrado hasta cinco aplicaciones por la presión que hubo de este patógeno. Y en la campaña 2016/17 se realizaron de hasta tres aplicaciones. Inicialmente el control se realizaba con los productos del grupo químico de los triazoles, luego aparecieron las mezclas de estrobilurinas + triazoles pero rápidamente se han registrado fallas en el control por mutaciones asociadas a estos grupos químicos. En los últimos años se viene utilizando triple mezclas (Triazoles+estrobiluirinas+carboxamindas) donde también ya se han observado fallas en el control en tres últimos dos años, actualmente se utilizan estos productos en mezclas con multisitios (mancozeb, Clorotalonil etc) y se está adoptando el uso de morfolinas como curativo.

Sin embargo el mejor aliado para el control de esta enfermedad es el control genético, existen en el mercado local variedades con genes de resistencia y otras variedades tolerantes, con la utilización de esta tecnología se minimizan las aplicaciones para este patógeno 

 Su principal hospedero es el Kudzu (Pueraria lobata), que es la fuente de inóculo más importante además de la soja guacha, esta planta está presente en varios puntos del país.

Desde el año pasado se viene realizando monitoreo de soja guacha en todas las zonas sojeras del país, este año se realizó la primera semana de agosto en 14 localidades y todas presentaron síntomas de roya lo que puede propiciar a infecciones tempranas para esta campaña.

Es importante el manejo adecuado para esta enfermedad; eliminar en lo posible plantas guachas, utilizar variedades con buen comportamiento, realizar aplicaciones calendarizadas en variedades susceptibles sin esperar a ver los síntomas por la rápida diseminación y agresividad que posee, también utilizar productos multisitios para proteger las moléculas que siguen siendo efectivas.

*Fitopatóloga, Jefe de Programa de Investigación de Soja. IPTA-Capitán Miranda por ING. RUTH SCHOLZ

 

 

25 Octubre

Comunidad indígena sustentable, sí se puede!

José Anegui, líder de la comunidad Aché Puerto Barra del Distrito de Naranjal, Dpto. de Alto Paraná, en el marco del II Encuentro Nacional de Siembra Directa organizado por Fepasidias, compartió su experiencia y habló de la importancia del trabajo que se desarrolla en la región, principalmente cuidando la tierra, el mayor bien que posee el hombre.   

Comentó que en la actualidad son 24 familias las que viven en la comunidad, conformadas por más de 200 personas. Poseen 850 hectáreas en total, de las cuales 300 hectáreas están mecanizadas y el resto son bosques “Nosotros producimos y a la vez conservamos los recursos naturales. La vida de mi padre es el bosque y mi vida es la ciudad, pero gracias al trabajo que mi padre ha hecho, pude vestirme y tener el privilegio de estudiar”, expresó describiendo el proceso de evolución que pudo experimentar con el transcurrir del tiempo en una comunidad con costumbres muy marcadas y milenarias.

Señaló que en Paraguay existen cerca de 19 etnias, con 600 a 700 comunidades indígenas donde algunas todavía piensan que deben mantenerse como indígenas y que no deben involucrarse en la sociedad, lo que sería justamente una de las consecuencias de la presencia indígena en las calles.     

Anegui destacó que la idea es mostrar que sí se puede y que el objetivo principal de la comunidad Aché es ser una comunidad sustentable, por lo que están enfocados en trabajar en diferentes rubros, siempre cuidando la tierra.

“Son unas 4.800 a 5 mil hectáreas en las comunidades. La idea es mostrar que Sí se puede!. Tengo mi arco y flecha, con el que mi padre sobrevivía en el monte, alimentaba a la gente y después de 52 años no hay más bosques ni animales, entonces esto obligó a mi papá y a los líderes para adoptar el trabajo agrícola. Este año cosechamos cerca de 5 mil hectáreas en las comunidades”, informó.

Destacó que hace más de 40 años que no dependen del gobierno y que día a día están luchando y a través del trabajo y los recursos que tienen invierten en salud y educación para la formación de jóvenes que están estudiando carreras como agronomía, contabilidad, etc. “El propósito es contar con profesionales. Antes no existía pobreza, porque la tierra era nuestra, papá vivía desde Ciudad del Este hasta Capitán Meza que era su zona, desde el río Paraná hasta el Yvytyruzú, y no había necesidad de comprar alimentos, pagar por frutas, por salud. Qué tienen que hacer los indígenas en este caso, mendigar? ir a la calle? Esa no es la solución, la solución es trabajar. Nosotros los del pueblo Aché, nos queremos superar. Mis hijas tienen 15 y 16 años y mi mayor deseo es que ellas hablen otro idioma, por ejemplo que hablen inglés, quiero que mis hijas sean profesionales como los demás”, precisó.

El líder Aché indicó que trabajan adoptando el sistema de siembra directa desde hace mucho tiempo, con el cual han mejorado mucho. “Tenemos 230 hectáreas de cultivo, aparte de eso tenemos de autoconsumo”.

Aseguró que no pierden su identidad pero que la tecnología ayuda mucho y no pueden abstraerse de ella.

Recordó que anteriormente sembraban maíz utilizando palos y después de que salieron de las comunidades, conocieron otras herramientas como las plantadoras manuales que posteriormente incorporaron a su trabajo. El crecimiento de la superficie de cultivos, la cantidad de habitantes que exigía producir cada vez más, dificultaba el trabajo en forma manual por lo que el uso de la tecnología fue afianzándose cada vez con mayor fuerza en la comunidad. Así fueron incorporando primeramente un pequeño tractor a lo que fue sumándose otras maquinarias y actualmente cuentan con equipos de mayor porte.

“Todo lo que se puede ver en las comunidades es resultado del trabajo, del esfuerzo, nosotros luchamos por nuestros sueños, queremos llegar a más y con esfuerzo se puede salir adelante. Queremos recuperar esa riqueza que teníamos antes, tener muchas tierras y animales. Por eso en vez del tapir por ejemplo ahora tenemos chanchería, gallinas, también tenemos vacas que producen leche, elaboramos queso, etc.”.  

Dijo que quieren mejorar la producción para mantener el suelo y mejorar la calidad de vida de las comunidades. “Lo que no plantamos es trigo porque el lugar es muy bajo y puede llegar la helada. También plantamos 40 hectáreas de maíz porque tenemos animales como gallinas, pero queremos mejorar. Casi el 90 por ciento trabajamos en forma comunitaria, una de las más grandes preocupaciones es el bosque, tenemos como 500 hectáreas y asumimos el compromiso de no tocar y mantener. Decidimos, de ser cazadores a ser agricultor”, enfatizó. 

Remarcó que están en un mundo diferente donde el deber es cuidar la tierra, la naturaleza. “Ya plantamos avena para cobertura, preparamos la tierra para esta campaña.  También trabajamos en apicultura, piscicultura, tambo, cría de pollos, reforestación y yerba mate, con excelentes resultados”, informó.

Por otra parte también mencionó que en la comunidad Aché cuentan con servicios de energía eléctrica, trifásico, incluso acceso a internet que permite realizar negocios con la artesanía indígena principalmente. “Preservamos el idioma que estamos enseñando para la futura generación. Nuestros hijos ya no hablan el idioma original. Como pueblo indígena tenemos como privilegio la oportunidad. Queremos difundir información sobre los indígenas en las instituciones para que la gente pueda entender y saber que existen 19 etnias en el pueblo. Desde hace 40 años, no permitimos bebida alcohólica, ningún tipo de vicio, mantenemos nuestra cultura y nuestras creencias, siendo personas con dignidad. Queremos mostrar al país y a la sociedad que con trabajo en una comunidad se puede volver a tener una vida digna, como antes”, agregó Anegui.

Manifestó que su mayor anhelo es ver un país donde haya igualdad de oportunidades para todos, con equidad y justicia social.