LT News - шаблон joomla Оригами
09 Marzo

Sojapar R34, más precocidad y moderadamente resistente a Macrophomina

Escrito por 

Las variedades Sojapar, producto de la alianza público-privada entre el Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) y el Instituto Paraguayo de Tecnología Agraria (IPTA), reconocidas por su resistencia a la roya asiática, le suman a este nuevo material Sojapar R34, lanzado luego de varios años de investigación, mayor precocidad y una moderada resistencia a la Macrophomina, según indicó el genetista Aníbal Morel.

Las cualidades a campo de este material fueron expuestas el jueves 8 de marzo, en el Centro de Investigación de Capitán Miranda (CICM), ubicado en el distrito con el mismo nombre, en el departamento de Itapúa, durante una jornada de campo que contó con la presencia de autoridades nacionales y referentes del sector productivo, en donde se difundieron informaciones relevantes en torno al avance de la investigación de los materiales nacionales Sojapar.

Morel comentó que existen en el mercado dos materiales liberados comercialmente; Sojapar R19 y Sojapar R24, que se posicionaron en el mercado por su resistencia a la roya, su estabilidad productiva, aunque ambos son considerados de ciclo medio; sin embargo, Sojapar R34, adquiere un componente importante que los agricultores solicitan, que es la mayor precocidad para reducir el ciclo productivo y aspirar a escapar de ciertos estreses que pudieran presentarse en el desarrollo de la planta.

Además de tener ciclo precoz, el material se caracteriza por incorporar una moderada resistencia a una enfermedad de suelo denominada Macrophomina, que viene creciendo en su impacto en los planteos agrícolas; por lo tanto, se espera que esta variedad ayude aún más a reducir el costo de producción de los agricultores, que representa uno de los principales atributos de los materiales Sojapar.

Por su parte, la Ing. Agr. Estela Ojeda, gerente general de Inbio, comentó que el Programa Nacional de Investigación de Soja tiene previsto seguir lanzando materiales al mercado, pero es importante recalcar que para ello los productores deben aportar obligatoriamente al programa para fortalecerlo en el tiempo, con el fin de obtener materiales cada más productivos que ayuden a registrar costos más reducidos en el planteo de la soja. Añadió que para ingresar en el sistema Sojapar los productores deben firmar un convenio con el proveedor de semillas, en el que se comprometen a pagar un canon mínimo establecido para esta campaña de USD 2,5 por cada 40 kilos de reserva de semillas.

Así también, el presidente de la institución, Eugenio Schöller, expresó que el paraguayo debe sentirse orgulloso de tener un material nacional que está alcanzando excelentes resultados a campo, por medio del esfuerzo de instituciones locales que trabajan arduamente en la investigación y con profesionales paraguayos que están demostrando su capacidad en cada tarea desarrollada. Instó a seguir fortaleciendo el sistema productivo, trabajando en la adopción de semillas de mejor calidad, con conocimientos prácticos y la aplicación de tecnología disponible.

Fuente Inbio Comunicaciones

Visto 1845 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Agrotecnología

Revista de orientación profesional para una agricultura sustentable