LT News - шаблон joomla Оригами

Agrotecnologia - Elementos filtrados por fecha: Miércoles, 14 Noviembre 2018
Miércoles, 14 Noviembre 2018 00:00

Soja de alto rendimiento con Bayer

Apuntando a soja de alto rendimiento, Bayer organizó una gira técnica que incluyó charlas y visitas a campo de productores. El evento que contó con la presencia de clientes, proveedores, agricultores y distribuidores, se desarrolló desde el 8 hasta el 13 de octubre en las principales zonas productivas del país; San Alberto, Katuete, Minga Pora, Troncal, Campo Nueve, San Cristóbal, Santa Rita, María Auxiliadora, Capitán Meza y Bella Vista.

En esta ocasión nuevamente Bayer trajo al Dr. Marcos Iamamoto, especialista en Fitopatología, quien compartió con los participantes su experiencia y conocimiento en vistas a la campaña de soja que está empezando. El disertante abordó sobre “Fisiología de la soja de alto rendimiento” y se encargó de dar algunas directrices e informaciones, herramientas válidas para el buen manejo del principal rubro en el país que es la soja.

Elvis Brítez, asesor de Negocios de Bayer, expresó que como empresa de innovación Bayer apuesta fuerte en dar soluciones y herramientas al productor. Agregó que en esta oportunidad se hizo hincapié en cuanto a aplicaciones tempranas de fungicidas en fases vegetativas, a fin de tener una base sólida en el cultivo para poder enfrentar todas las adversidades que puedan presentarse más adelante.  

“La recomendación es Cripton, presente más de 3 años en el mercado, es el fungicida más utilizado hoy en día en el cultivo de la soja”, precisó.

Además, sostuvo que esta campaña de soja lanzaron el Cripton XPro para la segunda aplicación, con la triple mezcla que ya viene incorporada con el Bixafen que es una carboxamida.

“Cerrando el ciclo tenemos el Sphere Max que es un fungicida muy eficiente, persistente en cuanto a control de hongos y es uno de los pocos fungicidas que todavía va dando buenos resultados”, afirmó.  

Agregó que el Dr. Iamamoto; disertante invitado por Bayer para la gira técnica, se refirió a todos estos aspectos mencionados, acotando que la parte nutricional del cultivo de la soja es muy importante para tener el equilibrio nutricional, tener conocimiento de los macro y micro nutrientes que también favorecen al alto rendimiento.

“Nos enfocamos principalmente en fungicidas, en Bayer contamos con las herramientas más innovadoras para lograr mayor productividad, es nuestra propuesta para los productores”, subrayó.

En lo que respecta a la zona sur, afirmó que también realizaron jornadas de campo con productores, en la región de María Auxiliadora y Capitán Meza, llevando la teoría a la práctica in situ, para ver la problemática que ya se está presentando debido a las lluvias caídas desde el inicio de la siembra. “Estuvimos dando indicaciones, cómo se puede producir más soja, brindando informaciones y herramientas útiles al productor en su campo, teniendo en cuenta que cada año se presenta diferente”, aclaró.

Equilibrio químico, biológico y orgánico garantizan aumento de la producción

El Dr. Marcos Iamamoto, especialista en Fitopatología, comentó sobre los diferentes trabajos de investigación que desarrollan para determinar el manejo más adecuado para el control de roya y otras enfermedades en soja, como el caso de bioestimulantes e inductores de resistencia. “Es un punto muy interesante porque cuando llegamos al máximo de la producción química, ahí tenemos que empezar la parte biológica y orgánica para equilibrar el sistema. Con estos tres aspectos en equilibrio vamos a lograr doblar la capacidad de producción de soja, es interesante cómo podemos aumentar la productividad solo mejorando el manejo con las variedades que tenemos hoy”, precisó.

Entre otros aspectos mencionó que temperaturas abajo de 20 grados y arriba de 30 grados, no transportan nutrientes (P, Ca, Mg, S y micros, Zn, Mn, B, Mo, Fe) y son importantes para alterar o cambiar el crecimiento de la planta de la soja.

“Este año vamos a tener un clima neutro hasta final de año, y probablemente vuelve El Niño, hasta diciembre y comienzos de enero tal vez tengamos un verano de 10 a 15 días, como en Minas Gerais hacemos esto para cosechar frijoles, y después del 10 a 15 de enero, quizá tendremos lluvia, período nublado, o sea rangos de temperatura más bajos, la planta no carga los granos y disminuye su capacidad de producción”, indicó.

Significó que este es un año de buena productividad para el cultivo de soja, al igual como hace 2 años atrás, pero como llovió temprano, el productor debe tener cuidado con la roya, realizando un manejo temprano y un constante monitoreo en la parcela.

Publicado en Noticias